domingo, 26 de febrero de 2017

"THE REMNANT" HACE RESTENCIA INTERNA


UN SACERDOTE QUE ESCRIBE EN "THE REMNANT" CRITICA ESTE ARTÍCULO, PÚBLICADO EN EL SITIO OFICIAL DE LA FSSPX DE EE.UU.

EL HECHO ES ALTAMENTE SIGNIFICATIVO, SI SE TIENE EN CUENTA QUE "THE REMNANT" ES, ENTRE TODOS LOS MEDIOS PERIODÍSTICOS VINCULADOS A LA FSSPX, EL MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO. 

THE REMNANT

EL PADRE X EN DESACUERDO CON EL PADRE X-FSSPX

El 16 de febrero, apenas dos días después de que la Iglesia observara la Fiesta de San Valentín, quien fue conocido por sus amables gestos y escritos, un artículo anónimo más bien desagradable apareció en el sitio web de la SSPX-USA, criticando, entre otras cosas, los artículos anónimos en los sitios web , como los posters anti-Francisco que aparecieron en Roma la semana pasada.
"Además, y como hemos mencionado anteriormente, no podemos apoyar este método pasivo-agresivo e irrespetuoso de "corregir" al Soberano Pontífice. Mientras que la privacidad y la confidencialidad no están fuera de lugar, ocultarse detrás de una pantalla de computadora, por desgracia, se ha convertido en un método aceptado de discursos públicos. Cartas enviadas sin firmas, emails anónimos, y publicaciones en sitios web usando seudónimos, no son realizadas por hombres de fortaleza y convicción en la verdad. Son acciones de cobardes, quienes, como la figura mitológica de Eris, sólo buscan alcanzar sus objetivos -por más nobles que sean- a través del caos.
Más allá de la divertida ironía de que un autor anónimo denuncie publicaciones anónimas, yo, como autor anónimo, discrepo con el autor anónimo al cual me referiré en adelante como X-FSSPX.
En mi experiencia hay dos grupos de gente altamente crítica del criticismo o corrección anónima: los que ejercen el poder tiránicamente y los que están protegidos o inmunes del poder del tirano. En el caso de Francisco de Roma, es manifiestamente el de un hombre que lleva el báculo como un garrote. Si usted lo duda, pregunte a los Franciscanos de la Inmaculada o al Cardenal Raymond Burke o cualquier otro que haya sido objeto de sus diatribas e insultos papales, incluyendo católicos tradicionalistas. 
Respecto a los que son protegidos o inmunes al poder del tirano, hasta cierto grado se aplica a la FSSPX. Aunque -y precisamente porque- ellos son mirados como irregulares por las autoridades vaticanas y la Iglesia oficial, esto los ha puesto en posición de oponerse de manera pública y privada a las aberraciones de la Iglesia de la era Vaticano II, con relativa impunidad. Después de todo, ¿a qué sacerdote de la Fraternidad los superiores suspenderían o reducirían al estado laical por criticar al Vaticano II o a cualquier heterodoxia? Por otro lado, ¿qué sacerdote diocesano se atreve a hablar públicamente sobre lo mismo sin un miedo real de suspensión o algo mucho peor?
Tengo la esperanza de que el criticismo de X-FSSPX no esté extendido dentro de la Fraternidad y no represente una posición oficial de la Fraternidad, incluso si el artículo apareció en la página web de la Fraternidad. Muchos bloggers y autores anónimos dentro del amplio espectro de la Tradición, son fuertes partidarios de la FSSPX, incluyendo muchos o la mayoría de nosotros aquí en The Remnant. Y si bien todavía apoyamos a la FSSPX, muchos de nosotros estamos gravemente preocupados por la inminente regularización de la Fraternidad con Roma, bajo un régimen papal que es transparentemente tiránico, hereje y sin precedentes en la historia de la Iglesia.
El silencio atípico de la Fraternidad sobre los constantes ultrajes de Francisco en los meses previos a la posible regularización con Roma, no es un buen augurio para el futuro, para la misma Fraternidad y para la Tradición en su conjunto. Si el precio a pagar por la regularización es ahora el silencio, el costo para permanecer será el mismo. Entonces, amigo X-FSSPX, usted descubrirá lo que es luchar en las trincheras de la Tradición y mantener su cabeza abajo del fuego enemigo.
Padre  X

sábado, 25 de febrero de 2017

SANTIFICACIÓN DEL DOMINGO - COMENTARIO DE MONS. STRAUBINGER A ÉXODO 20, 8


Resultado de imagen para STRAUBINGER


______________________________________


COMENTARIO ELEISON Número DII (502) - 25 de febrero de 2017

Religión de Migración
¿Abandonaron a Dios los varones blancos europeos?
¡Negros, musulmanes, mujeres, judíos servirán de su flagelo!
Así que hay un Poder Global detrás del diluvio en marcha de inmigrantes no-Europeos dentro de Europa y la religión es “decisiva” en ese diluvio – así dijo el “Comentario Eleison” de la semana pasada. Entonces dos preguntas se plantean – ¿quién o qué es ese poder? Y, ¿cómo puede la religión entrar en esa cuestión tan política?
En cuanto a la identidad de ese Poder Global, de cuya existencia el economista Húngaro estaba tan seguro sin estar dispuesto a identificarlo, hay en el Internet fácilmente accesible (a menos que haya sido suprimido) un clip fascinante y aterrador de una entrevista filmada en el 2010, de pocos minutos de duración, en el cual una Judía afirma que son los Judíos los que lideran la transformación multi-cultural de Europa. Barbara Spectre nació en los EEUU en 1942, se graduó en estudios filosóficos en los EEUU, estuvo activa en Israel desde 1967 como una educadora profesional, y en 1999 emigró a Suecia para reunirse con su esposo quien era Rabino allí de la Sinagoga de Estocolmo. Si uno mira el clip, parece evidente que nadie la está forzando a revelar quién está detrás de la transformación de Europa que está teniendo lugar ahora. Más bien ella sinceramente cree en esa transformación y en lo que los Judíos están haciendo a Europa porque ella afirma que solamente la invasión de inmigrantes permitirá a Europa sobrevivir. He aquí sus propias palabras:—
“Yo creo que hay un resurgimiento de antisemitismo porque a estas alturas Europa todavía no ha aprendido cómo ser multicultural. Y yo pienso que nosotros vamos a ser parte de las angustias de esa transformación, la cual tiene que suceder. Europa no será las sociedades monolíticas que una vez lo fueran en el siglo pasado. Los Judíos van a estar en el centro de esto. Es una enorme transformación a hacer en Europa. Ellos están ahora yendo hacia un modo multicultural y los Judíos resentirán debido a nuestro rol de liderazgo. Pero sin este rol de liderazgo y sin esa transformación, Europa no sobrevivirá”. (Ver https://​www.​youtube.​com/​watch?v=36m9qzqEPbI)
He aquí una respuesta convincente a la cuestión de la identidad del Poder Global. Activa a nivel universitario por más de 30 años en Israel, ardiente sionista y esposa de un Rabino, Barbara Spectre podía fácilmente saber lo que los Judíos estaban planeando para Europa, años antes de que la invasión de inmigrantes en Europa se volviera el diluvio de hoy. Y el dominio Judío de los cinco elementos nombrados por el economista Húngaro como necesarios para montar un diluvio de inmigrantes, hace la identificación del “Poder Global” con el poder Judío enteramente plausible. Pero, ¿por qué querrían los Judíos volver una Europa “monolítica” en una Europa “multi-culti”? La respuesta está en una fuerza motriz que va mucho más allá y por encima de la mera política.
Desde que los Fariseos y Escribas crucificaron a Nuestro Señor Jesucristo porque Él estaba volviendo al pueblo de Dios, el de ellos por raza hacia el Suyo por la fe Católica, ellos han perseguido a Su Iglesia por cerca de dos milenios (lean Complot contra la Iglesia de Maurice Pinay). Aún hoy, los líderes Judíos creen que Dios les otorgó dones y derechos únicos para gobernar el mundo. Ahora, el Antiguo Testamento sí vino de Dios pero apunta derecho al Nuevo Testamento que lo reemplazó y entonces los sucesores de los Fariseos tuvieron que retorcer el Antiguo Testamento en el Talmud el cual es viciosamente anti-Cristiano. Por consiguiente, el Talmudismo es una falsa religión pero le ha dado respaldo y poder seudo-religioso al ancestral motor Farisaico para matar a la Cristiandad.
Ahora, la Iglesia de Cristo nació y creció en el Medio Oriente y se propagó rápidamente por todo alrededor del Mar Mediterráneo, pero cuando el Medio Oriente y el Norte de África cayeron al Islam, entonces la Fe fue mantenida y propagada por todo el mundo principalmente por Europeos, de la raza blanca, y dividida por la Providencia en una variedad de naciones Europeas. Así San Francisco Javier en India le rogaba a San Ignacio enviarle desde Europa sacerdotes Europeos que actuaran como misioneros. De allí el odio cuasi-religioso de los sucesores de los Fariseos hacia las naciones blancas de Europa y de allí el motor “multi-culti” de los Judíos para diluir esa raza blanca y disolver las naciones “monolíticas” de Europa. Y, a menos que esas naciones se vuelvan de nuevo a Dios y a Su única verdadera Iglesia, Su Justicia puede permitir que ese motor triunfe, a menos que Su Misericordia lo interrumpa…
Kyrie eleison.

DE NUEVO CAMPOS

DE NUEVO CAMPOS
La historia se repite. A principios de los años 2000, la FSSPX argumentó correctamente que los sacerdotes de la Diócesis de Campos estaban siendo remoldeados, poco a poco, por la iglesia conciliar. Ahora, en 2017, es la Fraternidad que lenta pero seguramente está siéndolo.
En su Carta a los Amigos y Benefactores del 6 de enero de 2003, Mons. Fellay expuso para que todos vieran la errónea forma de pensar de Campos y cómo ellos estaban cayendo en una trampa. Sus observaciones pueden ahora ser aplicadas a las relaciones actuales entre la Fraternidad y la Roma modernista. Veamos tres citas de esta carta en particular:
He aquí Mons. Fellay hablando acerca de Campos y cómo ellos afirmaron que hubo dos fases diferentes en la vida de Mons. De Castro Mayer:
Mons. Rifán, durante una breve estancia en Europa, fue a visitar a Dom Gérard para disculparse por haberlo criticado anteriormente. En una conferencia que dio a los monjes de la abadía, expuso la existencia de dos fases en la vida de Mons. de Castro Mayer: la primera sería la de un obispo dócil y respetuoso de la jerarquía, la segunda, después de 1981, la de un hombre de Iglesia mucho más duro… “Nosotros elegimos el primero”, dirá a los monjes entre los cuales algunos se sorprendieron de tales palabras; uno de ellos abandonará el monasterio para unirse a nosotros.
Esto es precisamente lo que la Fraternidad está haciendo ahora a Mons. Lefebvre. Ellos siempre destacan al Arzobispo de los años 70 y principios de los 80. Nunca citan al Arzobispo de 1988 en adelante. Por supuesto, nosotros sabemos por qué. El Arzobispo de 1988 en adelante refuta los esfuerzos de regularización de la Neo-FSSPX. Actualicemos la cita de Mons. Fellay del 2003 al 2017:
Mons. Fellay, durante una breve estancia en los Estados Unidos, fue a St. Mary’s Kansas para actualizar a los fieles sobre las conversaciones de la Fraternidad con Roma. En una conferencia que dio, Mons. Fellay expuso la existencia de dos fases en la vida de Mons. Lefebvre: hasta 1988 era un obispo dócil y respetuoso de la jerarquía, la segunda, después de 1988, la de un hombre de Iglesia mucho más duro… “Nosotros elegimos el primero”, dirá a los fieles entre los cuales muchos se escandalizaron de tales palabras por lo que se pasaron a la Resistencia.
Segunda cita. Este es Mons. Fellay diciéndoles a los fieles que algunos sacerdotes de Campos acusaban a la FSSPX de ser cismática por condenar el acuerdo de campos:
Mons. Rifán dice, todavía, que quiere ser nuestro amigo, mientras que los sacerdotes de Campos nos acusan ya de ser cismáticos, pues nosotros no aceptamos su acuerdo.
En Campos todo lo que es positivamente tradicional es conservado, ciertamente, por lo que los fieles no ven el cambio, salvo los más sagaces, que observan la tendencia a hablar más y más respetuosamente de las declaraciones y acontecimientos romanos actuales, omitiendo las advertencias de antes y las desviaciones de hoy.
¿No es exactamente lo mismo que la Fraternidad hace ahora a los que no están a favor de la “regularización”? ¿No los acusan de ser cismáticos y sedevacantistas? ¿No esO mismo lo que Mons. Fellay y otros acusan a Mons. Williamson? Una rápida actualización a 2017 diría:
Mons. Fellay dice, todavía, que quiere ser nuestro amigo, mientras que los sacerdotes de la FSSPX nos acusan ya de ser sedevacantistas, pues nosotros no aceptamos su acuerdo.
En la FSSPX todo lo que es positivamente tradicional es conservado, ciertamente, por lo que los fieles no ven el cambio, salvo los más sagaces, que observan la tendencia a hablar más y más respetuosamente de las declaraciones y acontecimientos romanos actuales, omitiendo las advertencias de antes y las desviaciones de hoy.
Finalmente, esto es lo que Mons. Fellay dijo en su carta de 2003 acerca de continuar las relaciones de la FSSPX con Roma. Es diametralmente opuesto a lo que Su Excelencia dice ahora:
Para nosotros, antes de lanzarnos, queremos la certeza de la voluntad de Roma de sostener la Tradición, las señales de una conversión Para asegurar nuestro porvenir, estamos obligados a pedir a la Roma de hoy la claridad sobre su adhesión a la Roma de ayer. Cuando las autoridades hayan claramente reafirmado en los hechos y hayan vuelto efectivamente al "Nihil novi nisi quod traditum est", entonces “nosotros” no constituiremos un problema. 
Hoy en día, ¿hay señales de que Roma se ha convertido? ¿Ha dado Roma claridad sobre su adhesión a la Roma de ayer? Por supuesto que no. Sin embargo, Mons. Fellay está hablando sobre un acuerdo con el Papa semana tras semana.
Es un déjà vu otra vez, amigos. Manténganse firmes. Continúen leyendo y continúen pensando. No sean una oveja confiando ciegamente en las autoridades. Como dijeron los Superiores de los Distritos en 1988, los fieles de la Fraternidad tienen “el derecho estricto de saber que los sacerdotes que los asisten no están en comunión con la contra-Iglesia que promueve la evolución, el pentecostalismo y el sincretismo”.

viernes, 24 de febrero de 2017

DESDE ROMA CONFIRMAN LAS INFORMACIONES RECIENTES

Resultado de imagen para hundimiento titanic

IL FOGLIO

LEFEBVRIANOS A CASA

En el Esquilino surgirá el Centro de estudios de San Pío X. Acuerdo cercano. Decisivo el papel del Papa.
Matteo Matzuzzi
24 de febrero de 2017.
Roma. La fractura entre la FSSPX (los lefebvrianos) y la Santa Sede está a punto de ser reparada. El acuerdo por el establecimiento de la prelatura personal -que garantiza una amplia autonomía de gestión y pastoral- ya está próximo. La confirmación de que las lentas y complejas tratativas se encaminan hacia una solución positiva, es la negociación para la adquisición del complejo de Santa María Inmaculada en el Esquilino, a poca distancia del Lateranense. La iglesia neogótica construida a finales del siglo XIX y principios del siglo XX por los Hermanos de la Caridad está flanqueada por un edificio que fue destinado en los años pasados para una escuela elemental y media. Il Foglio se ha enterado que allí surgirá un centro de estudios y, en una segunda fase, se volverá con toda probabilidad la sede de la casa general lefebvriana. Quien aceleró todo esto fue directamente el Papa, a través de Mons. Guido Pozzo, secretario de la pontificia Comisión Ecclesia Dei.
Del 17 al 20 de enero, en Santa Marta, se alojaron Mons. Bernard Fellay (el Superior de la FSSPX), Mons. Alfonso de Galarreta y el asistente general, P. Alain Nély. Las negociaciones fueron presenciadas por la Superiora de las hermanas de la Fraternidad. El P. Nély es la persona encargada de completar la adquisición del complejo.
Que Francisco tenga un papel de primer plano en las negociaciones, no debe sorprender.  Recordó el mismo Fellay que la relación entre Bergoglio y la Fraternidad tiene raíces profundas. "Bergoglio nos conoce desde que estaba en Argentina. En Argentina hay un concordato que permite a los sacerdotes extranjeros obtener permiso de residencia a condición de que lo acepte el obispo local. Teníamos un problema con un obispo que no quería nuestra presencia allí. Entonces, el superior de distrito de América del Sur se entrevistó con el cardenal Bergoglio para exponerle el problema. Su respuesta fue muy clara: 'Es obvio que ustedes son católicos, que no son cismáticos; los voy a ayudar' ¡Y nos ayudó! Se comunicó con Roma. Dirigió al Gobierno una carta favorable a nosotros. Enseguida, ya como Papa, con ocasión del Jubileo extraordinario de la misericordia, concedió a los fieles que “por diversos motivos” frecuentan las iglesias donde ofician los sacerdotes de la Fraternidad, de recibir válida y lícitamente la absolución sacramental de sus pecados. Facultad extendida más allá del período jubilar “confiando en la buena voluntad de sus sacerdotes para recuperar la plena comunión con la Iglesia católica”.
Los problemas, sin embargo, permanecen. Sobre todo en el interior de la variada realidad lefebvriana. La situación es más o menos la de 2012, cuando Mons. Fellay, sorprendentemente, decidió rechazar la mano extendida por Benedicto XVI, no aceptando las condiciones teológicas puestas por Ratzinger para la conclusión positiva de la negociación. Un factor decisivo fue la fisura entre las áreas alemana y francesa de la Fraternidad. Si hubiera sido por los miembros de la primera, la FSSPX ya habría vuelto a la comunión con Roma hace cinco años. Las cuestiones puestas sobre la mesa fueron juzgadas solucionables y no impiden concluir el acuerdo. Los perdedores fueron los franceses, menos dispuestos a llegar a un acuerdo. Fellay parece dispuesto a superar el punto muerto, incluso a costa de pérdidas dolorosas entre sus fieles y sacerdotes.

jueves, 23 de febrero de 2017

LAS ILUSIONES DE MIGUEL ÁNGEL

FSSPX: El acuerdo con Roma. ¿Suicidio o esperanza?


Por Miguel Ángel Yáñez

Nota 1: ¿Quién es Miguel Ángel Yáñez? Es el director del sitio católico Adelante la Fe, nuevo y sumamente leído (por atreverse a criticar al demoledor Francisco), pero -infortunadamente- de línea media. Con estas dos últimas palabras creemos calificar con precisión a ese sitio web. Para los que no están familiarizados con la expresión “línea media”, conviene explicar que así se denomina a los liberales “del ala derecha”, también conocidos como “conservadores”;  a los “medio tradicionalistas” que aman la paz y la unidad por sobre la Verdad; a los que se dan cuenta de la crisis actual, pero no tienen problemas con estar sometidos en todo a la secta modernista que usurpa la Jerarquía de la Iglesia desde el fatídico y por siempre maldito Vaticano II. Aunque todo esto es verdad, aprovechamos la ocasión para felicitar al señor Yáñez por los muchos artículos buenos y excelentes que pueden leerse en el medio periodístico que está bajo su dirección. Le deseamos todas las bendiciones de Dios y lo animamos a abrir del todo los ojos. Si se lo pide con todo el corazón a Dios, Dios se lo dará.

Nota 2: Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: “Ilusión”: "Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos." Agreguemos que el demonio también causa ilusiones. "Iluso": "Propenso a ilusionarse con demasiada facilidad o sin tener en cuenta la realidad. Engañado, seducido."

Unas citas notables del iluso Yáñez: “Personalmente, tengo una gran esperanza e ilusión(sobre el acuerdo entre la FSSPX y Roma). “Es momento de unidad, momento de ilusión

En los últimos días ha surgido el rumor, que hasta donde podemos saber  tiene un alto grado de verosimilitud, de que la Fraternidad San Pío X habría adquirido ya en Roma, o estaría a punto de hacerlo, la sede de la futura prelatura personal que se ve en la fotografía, para lo cual habría mediado el propio vaticano a través de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei.

Se confirme finalmente o no esta adquisición, lo que parece indudable es que hay una gran expectación ante lo que parece un cercano acuerdo que supondría una noticia de gran alcance en todo el mundo eclesial.

Personalmente, tengo una gran esperanza e ilusión porque así se produzca. Tuve el honor y el privilegio de poder conocer en persona a Mons. Lefebvre en el año 1989 en Econe, y me dejó una imborrable impresión. Pero no hasta querer seguirlo, no hasta hacerse “lefebvrista”. ¿Por qué? Creo que con la concesión de la prelatura personal se haría un acto de justicia hacia su persona y su obra, como recientemente señaló también Mons. Schneider, el cual dijo estar convencido de que la obra que fundó Monseñor Lefebvre ha formado parte del Plan de la Providencia para salvaguardar la Fe. Si hay que hablar de justicia, lo que hay que buscar, estimado Miguel Ángel, es acabar con la inmensa injusticia que padece la Iglesia, al estar ocupada por una secta herética de liberales y modernistas (Motu proprio Sacrorum antistitum, San Pío X). Hay que librar la guerra justa contra los herejes que tiranizan a los católicos desde las oficinas del Vaticano y de las curias diocesanas en todo el mundo. Ese es el derecho que hay que restablecer, Miguel Ángel, no el “derecho” a ser reconocidos como católicos por los destructores de la Iglesia y a tener un espacio seguro dentro del zoológico modernista.  

Por supuesto no es dogma de fe ni necesario el tener que estar totalmente de acuerdo con todo lo que él hizo o dijo, y como en toda obra también humana habrá habido sus aciertos y desaciertos (más de lo primero que de lo segundo en mi opinión) De nuevo: ¿si es así, por qué usted no es fiel de la FSSPX?, pero creo que la gran mayoría de los que nos movemos en ambientes “tradicionales” Muy bien puestas y muy honestas sus comillas coincidimos en tener un profundo respeto por su figura y pues un ansia de que sea rehabilitada de forma oficial con este reconocimiento de justicia y derecho.

Se suceden continuamente cada vez con más fulgor análisis a favor y en contra de este posible acuerdo, contemplando múltiples puntos de vistas: canónicos, de prudencia, estratégicos, pero con frecuencia se olvida el que para mí es el más importante, el argumento de la salvación de las almas, el de los fieles.

No tiene sentido alguno reabrir ahora debates caducos, Vamos minimizando la crisis… El concilio maldito no ha caducado, la bestia conciliar sigue viva. ¡Despierte, Yáñez! pero sí hemos de conceder que los fieles, los simples fieles de a pie que nunca antes han tenido contacto con el tradicionalismo, serían los grandes beneficiados de esta operación. Ilusiones… Ellos no tienen que ser especialistas en derecho canónico ni tener conocimiento como para determinar lo que es el estado de necesidad, si las suspensiones a divinis son válidas o no y toda esa cuestión canónica que acompaña a la FSSPX, en cuyo debate no pretendo entrar aquí y que pienso es absurdo siquiera replantear en este momento histórico. Y más ilusiones…

Creo que no merece la pena argumentar que la FSSPX tendría una INMEDIATA entrada de muchísimos fieles y sacerdotes que les da un cierto resquemor su situación canónica “irregular” ¿Eso es lo que le pasa a usted, Miguel Ángel?, y ello conllevaría como efecto inmediato el que MUCHAS más personas tendrán la posibilidad de acceder a los sacramentos tradicionales  y la sana doctrina, pudiendo así salvar más almas que si se siguiera reducido al grupo de fieles habituales. Y después de unos meses o años de estar sometida la FSSPX a Francisco y su banda, ¿qué? Pienso en cuántos pobres sacerdotes diocesanos hay que viven martirizados por sus obispos y que podrían integrarse en la prelatura. ¿Y por qué no se pasan ahora a la FSSPX? Por ignorancia o por cobardía. O por no sabemos qué ilusiones…

Si lo vemos desde un punto de vista puramente humano es indiscutible que podría parecer un suicidio, pero si lo vemos desde un plano sobrenatural habría que tener ese valor que tiene el guerrero que se lanza al campo de batalla sin saber sin morirá o no, o el valor de la manzana fresca que se lanza al cajón de manzanas podridas, sin saber si se pudrirá o no; o el valor del pez pequeño que entra en el estómago del pez grande, sin saber si será digerido o no… Puras ilusiones disfrazadas de virtud y de sentido de lo sobrenatural pero confiando en su comandante que los guiará a la victoria. El comandante ya ha demostrado muchísimas veces su total ineptitud. Si no le queda claro, Miguel Ángel, vea la entrevista esa en la que el glorioso y valeroso comandante fue barrido por el hebreo Tim Sebastian. La Fraternidad San Pedro, a la que se le vaticinaba sería destruida al poco, lleva ya 25 años en liza, y sin obispos, lo cual es un detalle a tener en cuenta. Claro que hay un “detallito”: esa congregación siempre ha sido liberal.

Se está argumentando mucho que hay miedo a que este acuerdo silencie a la FSSPX, como de hecho ocurre de facto con otros grupos regularizados. Yo, a decir verdad, no tengo miedo de eso porque la repercusión sería poca. Hace 25 años, cuando no había internet, la FSSPX representaba casi la única organización que tenía poder estructural y económico para difundir ideas mediante libros, audios, conferencias. Hoy todo esto se ha relativizado por completo gracias a internet, y pienso que hace ya años que el verdadero peso crítico no lo lleva ni la FSSPX  ni absolutamente nadie similar o de la órbita, sino las páginas webs de laicos muchas de ellas con ayuda de sacerdotes a título individual. Más ilusiones: los bloggers laicos reemplazarán a los Pastores. Esta es una, digamos, típica “ilusión-e”, propia de los que creen que ahora todo se define en la web.

Es momento de unidad, momento de ilusión Epa!!!! y sobre todo momento de orar al Espíritu Santo para que nos ilumine a todos en este combate. No, Miguel Ángle: es momento, y siempre lo fue, de luchar por la Verdad, pase lo que pase con la mentada unidad, sin ilusiones, y sin equivocarse ni de bando ni de guerra (que es lo que le tiende a pasar a usted).

Francisco ha traído una gran desolación, pero -y he aquí los caminos insondables del Señor- está consiguiendo unir a muchas personas que están abriendo los ojos ¡Pues que usted los termine de abrir! y que, olvidando viejas rencillas ¡Viejas rencillas! ¡Monseñor Lefebvre, desde 1970, se dedicó a las rencillas!, empiezan a ver a quienes consideraban enemigos hasta hace poco, como hermanos de batalla. ¿Con Francisco como General en Jefe, Miguel Ángel?

Recemos por ello.

Miguel Ángel Yáñez 

miércoles, 22 de febrero de 2017

EL VÍNCULO INDISOLUBLE ENTRE LA SHOAH Y EL VATICANO II – DEL “CASO WILLIAMSON” (2009) AL ACUERDO HOLOCAUSTICO-MODERNISTA (2017)


I
LA NEO-RELIGION HOLOCÁUSTICA MODERNISTA

Abraham H. Foxman (Director de la Liga antidifamatoria de la B´naiB´rith) ha dicho: “El holocausto no es simplemente un ejemplo de genocidio, sino un ataque casi conseguido a la vida de los hijos elegidos de Dios, y por ello a Dios mismo”[1]

Para el judaísmo talmúdico, la shoah tiene un valor religioso porque Israel es el “dios” de la humanidad y Jesús un impostor. Por ello el cristiano no puede desinteresarse de éste falso “dogma” (escondiéndose bajo la excusa de que es solo una cuestión histórica de la cual la Iglesia no se ocupa…), lo cual destruiría la fe del Evangelio. Rehusarse a hacerlo significaría renegar implícitamente la unicidad del holocausto de Cristo único Redentor de la humanidad entera.

La Teología católica enseña que el judaísmo es responsable de la muerte del Verbo Encarnado, verdadero Dios y verdadero Hombre. Todos los Padres de la Iglesia (Tradición) fundándose en la Escritura y el Magisterio, que es el intérprete oficial de las dos fuentes (Tradición y Escritura) de la divina Revelación (cfr. Pio XI, Mitbrennender Sorge, 1937) lo afirman[2].

El neomodernismo, a partir de la declaración Nostra aetate (1965) ha buscado negar la doctrina del deicidio, contenida en la Escritura y en la Tradición (Revelación Divina) y enseñada por el Magisterio tradicional de la iglesia (oficio de la recta interpretación de la Revelación divina).

El católico que quiere conservar la fe integra y pura, sin la cual es imposible agradar a Dios (S. Pablo, Rom. X, 9), no puede adherir, por el principio evidente de no contradicción, a Nostra aetate y al mismo tiempo a la revelación divina, contenida en la S. Escritura y en la Tradición, interpretada por el Magisterio tradicional.

La Revelación, la Fe, y la Doctrina católica, o se le acepta íntegramente como es y entonces ella abre el camino al cielo si está acompañada de las buenas obras o de la caridad sobrenatural, o por el contrario, si se niega un solo artículo o verdad de Fe, se la rechaza por entero, y entonces se halla el camino para el infierno, porque “sin la Fe es imposible agradar a Dios” (Hbr. XI, 6).

En efecto, o Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre, y por lo tanto el judaísmo rabínico es culpable del deicidio, o por el contrario Israel es Dios y por lo tanto todo atentado contra él y lo que le pertenece es deicida y la nueva religión es aquella de la shoah.  Tertium non datur (no hay una tercera opción). Es imposible tener como tercera tesis la del “judeo-cristianismo”, que es “hacer cuadrar el círculo”, según la cual Jesús se ha dicho Dios, Israel lo es realmente y la shoah es el “Mal absoluto”, otra contradicción en los términos porque el mal es la privación del bien y no es un absoluto.

Cuando Benedicto XVI, en el 2009, ha dicho que para ejercitar el sacerdocio y el episcopado en la iglesia es necesario creer en la shoah (cfr. el “caso Williamsom”) no solo ha cometido un gran abuso de poder, sino que ha tomado de manera todavía más radical la falsa vía del judaísmo talmúdico, que diviniza a Israel y niega implícitamente la divinidad de Cristo.

El ambiente católico tradicionalista no ha querido comprender el alcance anticrístico del “caso Williamsom” (sin tener en cuenta la persona del obispo en cuestión), rehusándose a valorar la doctrina que está en juego ahí. No se debe hacer una cuestión personal sino doctrinal: “quien no está conmigo está en contra de Mí” (Mt., XII 30). Ahora bien, sin Jesucristo no se entra en el Reino de los cielos[3].

Vaticano II a la luz de la shoah según Ben Horim

Aunque según el ex ministro de la embajada de Israel en Italia, encargado de las relaciones con la Santa Sede de 1980 a 1986, Nathan Ben Horim (nuevos horizontes entre hebreos y cristianos, Padua, mensajero, 2011), la nueva relación entre judaísmo y cristianismo se debe “a tres eventos: la shoah[4], el nacimiento del estado de Israel y el concilio Vaticano II” (ibídem, p. 11).

En efecto la shoah impondría reflexiones históricas, políticas y morales de enorme alcance, a las cuales nadie -ni siquiera la Iglesia- podría sustraerse. De la shoah (1942-1945), pasando por Nuremberg (1946), nació el estado de Israel (1948) que tiene sobre todo un significado étnico y también normativo-religioso para el judaísmo.  De estas reflexiones, morales, políticas, étnico-religiosas (desde que el judaísmo es un pueblo o estirpe que se reconoce con una cierta práctica ética o religiosidad[5]) ha nacido el concilio Vaticano II (1962-1965), que “señala un giro en la historia de la iglesia católica[6]. (…) Uno de los cambios más significativos del concilio ha mirado las relaciones con los judíos, (…) “que siguen siendo todavía muy queridos por Dios” (ivi).

El diplomático israelita admite que “el cambio en la visión cristiana de los judíos, no sería jamás conseguido si no hubiese existido la shoah, Nuremberg y el nacimiento del estado de Israel” (ibídem p. 12). Él define el judaísmo con el trinomio “Torah, Pueblo, Tierra” (ib., p. 107).

El problema del concilio está sustancialmente ligado a la judaización del cristianismo (Nostra aetate, 28 octubre 1965) y está indisolublemente ligado a aquel de la shoah. Quien no quiere admitirlo, o es incapaz de ver la realidad o no quiere admitirla porque no le agrada.

El judaísmo talmúdico quiere la capitulación de la FSSPX

El 16 de septiembre del 2011 -según el rabino Levi Brackman- algunos grupos judíos especialmente estadounidenses (Abraham Foxman director del ADL del B´naiB´rith y el rabino David Rosen del America Jewish Committee) “han expresado su preocupación de que el Vaticano podría volver a poner en discusión 40 años de progreso en las relaciones judeo-católicas”[7].  Ellos por tanto advierten que Nostra aetate 4 y Lumen Gentium 16 (“los dones de Dios –Antigua Alianza– son irrevocables”) “no pueden ser puestos en discusión y dejados al libre arbitrio”.  Si lo fueren, el dialogo judeo-cristiano cesaría.

Espero que el mundo ligado a la Tradición no quiera capitular basándose en la ilusión de que el liberalismo aperturista de Francisco I les concederá todo sin pedir nada.  Sobre todo la premisa proshoah del 2009 deja algunas perplejidades, porque la shoah, sionismo y Nostra aetate forman una sola cosa.  Parvus error in principio magnus est in fine. (Un pequeño error al inicio se vuelve grande al final).

Es por este motivo que el “caso Williamsom” es de capital importancia (en sí mismo y no por la persona en cuestión) y su expulsión de la FSSPX no puede no llevar a la aceptación del Concilio Vaticano II y a la subordinación en relación con los “judíos, nuestros hermanos mayores en la fe de Abraham” (Juan Pablo II, 13 abril 1986, discurso en el templo mayor de Roma).

II
EL CASO KRAH-WILLIAMSON-NAHRATH 2010

Hacia la mitad de noviembre 2010, Mons. Richard Williamson, acusado de “negacionismo” decide hacerse defender por el abogado Wolfram Nahrath. Por ello pregunta a su primer defensor, el abogado Matthias Lossmann, si quiere defenderlo junto con Nahrath. Lossmann se rehusa y Mons. Williamson lo retira del cargo.

El administrador (*) de la FSSPX Maximilian Krah y el Sionismo

(*): Nota de NP: Krah es administrador de ciertos fondos de la FSSPX.

1º) El abogado Lossmann (despedido por Mons. Williamson) había sido elegido en el 2009 por Maximilian Krah para defender a Mons. Williamson. Pero ¿quién es realmente Krah? Él, objetivamente (el corazón y las intenciones subjetivas las escruta Dios y a Él dejo el juicio), había participado en la campaña periodística contra Mons. Williamson que estalló el 20 de enero del 2009, a traves de una entrevista otorgada a la revista radical-socialista DerSpiegel, de orientación política muy semejante al semanario italiano “L´Espresso” del ingeniero Carlo Benedetti.

2º) Krah ha participado (“contra factum non valet argumentum”) en septiembre del 2010, en New York, junto con exalumnos de la universidad de Tel Aviv, en una colecta para ayudar a los estudiantes judíos de la diáspora a llegar al Estado de Israel para ser formados en la universidad sionista de Tel Aviv. Se pueden ver las fotos de Krah y compañeros, calificados como israelitas[8].

3º) La respuesta de Krah a los comentarios suscitados vino al final de diciembre del 2010, en el sitio Ignis Ardens[9]. Ésta es bastante esclarecedora y desconcertante. Desconcertante, por objetivamente amenazadora: “ahora conozco a aquellos que me han calumniado y verán...”. Esclarecedora: a) en cuanto a que, si hubiese sido verdaderamente calumniado, Krah habría podido responder para aclarar o habría podido recurrir a los tribunales para obtener justicia, como estaba en su derecho, y no a las amenazas para atemorizar (“los conozco, ya verán”); b) porque Krah admite: “en septiembre he recibido una invitación espontanea de un amigo abogado muy agradable para esta tarde  en la galería Witzenhausen, donde he encontrado personas fantásticas provenientes de Israel, Estados Unidos (unos judíos y otros no), y algunos europeos que se encuentran en New York. Era un regular encuentro anual. Y, naturalmente, había habido una gala de beneficencia. Así fue”; c) finalmente porque Krah no desmiente la colecta de fondos para la universidad de Tel Aviv, que no es una simple “charla” con los judíos, cosa del todo lícita. No es importante si el abogado Krah es de origen israelita, lo que importa es la Fe, no la etnia. Krah se profesa ser católico tradicionalista pero la actividad filosionista, realizada por Krah es una acción lícita y legal en sí, pero difícilmente conciliable, moral y dogmáticamente, con la profesión de Fe católica  tradicional y pre-conciliar. Éste es el punto objetivamente relevante de este asunto. En efecto, S. Pio X (el Santo protector de los “tradicionalistas”) en 1904 respondió a Teodoro Herzl (el fundador del sionismo en 1896), quien le había pedido reconocer el movimiento sionista y el eventual futuro Estado de Israel: “Mientras que Israel no reconozca a Cristo como Mesías y Dios, la Iglesia no podrá reconocer ni el sionismo ni a Israel”. Luego, objetivamente entre catolicismo y sionismo hay incompatibilidad y la “doble pertenencia” no es lícita. 

 
Foto que publicó el mismo Krah, en la que aparece posando en el Memorial del Holocausto de Berlín

Actualidad del “caso Krah-Williamson” 

Después del proceso del 4 de julio del 2011 contra Mons. Williamson en Alemania, Maximilian Krah ha publicado una entrevista objetivamente denigratoria y ultrajante contra el obispo británico. “Mons. Richard Williamson tiene un profundo problema de conexión a la realidad: cada dos años con bella regularidad, cree en el fin del mundo. […]. Pienso que se podría definir como un tipo inestable [extravagante, estrafalario]”[10]. 

Desafortunadamente ninguno intervino, no digo para defender a Mons. Williamson, entonces obispo de la FSSPX, de las calumnias del administrador de la FSSPX, pero ni siquiera para pacificar los ánimos e invitar a una mayor educación en el uso de los términos utilizados contra él, y esto debía ser el deber del superior general de la FSSPX. 

martes, 21 de febrero de 2017

EL DOBLEPENSAR DE LA NEO-FSSPX



“Doblepensar significa el poder, la facultad de sostener dos opiniones contradictorias albergadas a la vez en la mente. El intelectual del Partido sabe en qué dirección han de ser alterados sus recuerdos; por tanto, sabe que está trucando la realidad; pero al mismo tiempo se satisface a sí mismo por medio del ejercicio del doblepensar en el sentido de que la realidad no queda violada. Este proceso ha de ser consciente, pues, si no, no se verificaría con la suficiente precisión, pero también tiene que ser inconsciente para que no deje un sentimiento de falsedad y, por tanto, de culpabilidad. El  doblepensar está arraigado en el corazón mismo del Ingsoc, ya que el acto esencial del Partido es el engaño consciente, conservando a la vez la firmeza de propósito que caracteriza a la auténtica honradez. Decir mentiras a la vez que se cree sinceramente en ellas, olvidar todo hecho que no convenga recordar, y luego, cuando vuelva a ser necesario, sacarlo del olvido sólo por el tiempo que convenga, negar la existencia de la realidad objetiva sin dejar ni por un momento de saber que existe esa realidad que se niega…, todo esto es indispensable. (…) Estas contradicciones no son accidentales, no resultan de la hipocresía corriente. Son ejercicios de doblepensar. Porque sólo mediante la reconciliación de las contradicciones es posible retener el mando indefinidamente(George Orwell, 1984).
  
“Uno de vuestros grandes (representantes) ha dicho una vez que hay una hora de la diversidad reconciliada. Pedimos hoy esta gracia, la gracia de esta diversidad reconciliada en el Señor” (Francisco, discurso en su visita al templo luterano de Roma, 15 de noviembre de 2015).

Entre las muchas causas que podrían encontrarse para dar una respuesta al por qué los sacerdotes de la Fraternidad no reaccionan ante la debacle de su congregación, a punto de rendirse sin resistencias ante la Roma modernista, una de esas causas podría ser el autoconvencimiento de que en la congregación todavía hay voces que critican a Roma, que públicamente denuncian los escándalos de Francisco y que aún repudian el concilio. La idea –veremos que falsa- de que se conserva la identidad recibida de Mons. Lefebvre, mantiene en una pasiva actitud a la mayoría de los clérigos, que prefieren no asomarse mucho a estos asuntos, dejando que de vez en cuando se escuche alguna voz para decir lo que, por supuesto, “todos piensan”. Pero esto no es otra cosa que una mirada parcial y ajena a la verdad completa. La Fraternidad está desde hace años enferma, podríamos decir, de un doblepensar, que le ha sido inoculado lentamente por los liberales que la comandan. Una vez aceptada la contradicción en su seno, ya no es posible reaccionar porque no se alcanza a ver enteramente la verdad. Las contradicciones deben ser resueltas, no reconciliadas. La Fraternidad está en vías de reconciliar la Tradición católica con la nueva religión conciliar; la religión del Dios que se hace hombre con la religión del hombre que se hace dios; Mons. Lefebvre con Francisco. Diversas etapas fueron construyendo este camino: levantamiento de las “excomuniones”; motu proprio de la misa; declaración doctrinal de abril de 2012; capítulo general de 2012; proyecto de una prelatura; aceptación del nuevo código de Derecho canónico, etc. El doble mensaje y la ambigüedad se instalaron desde entonces. 

lunes, 20 de febrero de 2017

MONS. SCHNEIDER: UNA VEZ MÁS ANIMA A LA FSSPX A COMETER SUICIDIO





TRANSCRIPCIÓN HECHA POR EL SITIO "ADELANTE LA FE"

Nota: subrayado y comentarios en rojo, agregados por NP 

Su Excelencia Mons. Athanasius Schneider, gracias por esta oportunidad de tener esta entrevista para ambos sitios web, Rorate Coeli y Adelante la Fe. De parte de todos nuestros lectores le agradecemos esta oportunidad. Monseñor, de cara a la presente confusión y ambigüedades, y para clarificar algunas preocupaciones entre los fieles católicos, me gustaría empezar con algunas preguntas.
Primero, recientemente mons. Fellay parece haber aceptado el guante que Su Excelencia le lanzó en diciembre cuando le decía que era irreal esperar que la situación fuera perfecta para firmar el acuerdo con Roma. A tenor de sus declaraciones parece haber un convencimiento por su parte de ir hacia adelante siempre que les dejen “ser ellos mismos”. En este punto ¿qué le diría a monseñor Fellay y al papa Francisco como último impulso para que estrechen las manos?
Yo diría en primer lugar que no es una cuestión de un acuerdo, porque cuando hablamos de un acuerdo existen diferencias. Pero en este caso, no existen diferencias en cuanto a la fe, en la fe católica. Verdadero insulto para la FSSPX: según Mons. Schneider, ella tiene la misma fe que Francisco el demoledor de la Iglesia, que los modernistas y liberales que usurpan la Jerarquía católica, que los apóstatas y "Anticristos de Roma" (Mons. Lefebvre dixit). Así quees más bien una cuestión de la disciplina yo diría en primera instancia y, por lo tanto, esto se trata de una cuestión pastoral también, el que una comunidad como la FSSPX la cual es muy evidente que ofrece frutos visibles para edificar la fe católica y transmite la integridad de la fe católica, la liturgia y la vida cristiana tal y como se practicaban durante varios siglos.
Pero el problema es que esta manera en la que ellos trabajan y existen, desafortunadamente, no tiene el reconocimiento de la Santa Sede, este es un requerimiento para cada comunidad católica, un requerimiento indispensable para ser católico, el tener también una conexión canónica visible con la Cátedra de Pedro, al Vicario de Cristo. Nuevo insulto: la FSSPX no será realmente católica mientras no se una a Roma Anticristo. Monseñor: es Roma la que debe volver a la verdadera Cátedra de Pedro y es Francisco el que debe convertirse y comportarse como Vicario de Cristo. La FSSPX ha olvidado las claras advertencias de Mons. Lefebvre acerca de estas mentiras. Este es un requerimiento básico de cualquier trabajo católico en el mundo. Sin embargo, debido a las condiciones específicas que se suscitarondespués del concilio y que aún perduran, la profunda crisis de fe dentro de la Iglesia no ha sido posible que la FSSPX obtenga el reconocimiento oficial de la Iglesia. ¿Sin nombres de culpables, eh, Monseñor?
Monseñor Lefebvre los fundó en 1970, pero desafortunadamente el reconocimiento que la Iglesia les había otorgado les fue quitado en 1975. ¿Por qué? ¿Por quién? Así que Mons. Lefebvre apeló en contra de esta supresión, la cual en mi opinión fue también injusta, pero su apelación fue rechazada. Y en cierto sentido cuando ahora la Santa Sede les otorgue el reconocimiento de su status canónico, esto sería en cierto sentido la aceptación de la apelación realizada por Mons. Lefebvre en 1975. "¡Por fin se hará justicia a la FSSPX!": argumento reiterado por este Obispo y por Mons. Fellay y demás acuerdistas. ¿Y qué hay el bien común de toda la Iglesia sometida a la tiranía de la secta conciliar? No, ahora lo importante son las seguridades del grupo, los derechos de la congregación. ¡Cobardes!: su vocación es combatir por Cristo y por la Iglesia en contra de los sectarios modernistas que ocupan Roma, no el limitarse a defender sus propios intereses corporativos, su tranquilidad, sus "espacios". Así que pienso que yo diría que el papa debería estar feliz (pensamos que lo está, pero por otras razones...) cuando un número grande de sacerdotes, más de 600, varios cientos de hermanas, centenares de seminaristas y muchos otros fieles alrededor del mundo tendrán su reconocimiento oficial para continuar con su buena labor de evangelización, de edificación de la Iglesia, en un tiempo en el cual, en todo el mundo y de manera especial en el mundo occidental, estamos siendo testigos de una crisis de fe muy profunda dentro de la Iglesia y de un descenso de la vida cristiana. De nuevo: ¿por culpa de nadie, Monseñor? Así pues, en los tiempos de crisis debemos unir todas las buenas fuerzas eclesiales (bajo el mando del demoledor Francisco. ¡Maravillosa perspectiva! Esto es... esquizofrénico) y por lo tanto pienso que este plan esperemos que sea alcanzado pronto… que el trabajo de Mons. Lefebvre y su comunidad, ahora que ha crecido mucho, puedan ser capaces de realizar su contribución de edificación de la Iglesia, de preservar la fe y de la educación de los sacerdotes de manera especial. ¿Qué tendrá dentro de su cabeza este Obispo?

Gracias monseñor. La fórmula propuesta de la prelatura personal parece ser vista por muchos como una panacea, sin embargo, el canon 297 del Código de Derecho Canónico establece claramente que para la implantación de una prelatura personal en una diócesis se requiere el permiso del obispo local. ¿Piensa Su Excelencia que bajo esta forma canónica podría implantarse la FSSPX en diócesis en las que el obispo sea hostil, que dicho sea de paso, serían la gran mayoría? ¿Cómo prevé podría desarrollarse esto para que este acuerdo no fuera luego sepultado en la práctica por dichos obispos, como le pasa a otros institutos como la FSSP que es sólo recibida por una ínfima minoría episcopal?
Noten la respuesta minimizadora y pseudosobrenatural del Obispo: no es esencial.. es un detalle... siempre fue así... y hay que confiar en Dios ("no moriréis")... Bueno, pienso que esteno es un punto muy fundamental. En la práctica, por supuesto, cuando el código de derecho canónico establece esto, es una ley general de la Iglesia. El nuevo Código es ilegítimo por ser la expresión jurídica del modernismo y del espíritu del Vaticano II. Una prelatura personal o incluso una orden de derecho pontificio debe pedir el permiso del obispo local antes de abrir su casa o de iniciar su apostolado. Así que es una práctica común en la Iglesia y lo fue también en la antigüedad antes del concilio como una ley canónica similar, aunque el término de prelatura aún no existía, pero si existía de derecho pontificio. Pero pienso, desde mi punto de vista que este no es un asunto problemático porque también debemos confiar en la Providencia de Dios. No podemos comportarnos en la Iglesia como una compañía de seguros con la seguridad de una póliza de que esto sucederá en un futuro. Somos la Iglesia no una entidad secular o política, sino sobrenatural también. Para seguir con la analogía, informamos a S.E. que el "siniestro" a que se refiere la póliza está en pleno desarrollo desde el fatídico Vaticano II, y que el deber de los bomberos es combatir el incendio, no hacer acuerdos traidores de paz con los incendiarios, ni menos ponerse a las órdenes de éstos.
Así que en el momento presente la FSSPX tiene muchos laicos y muchos lugares donde están trabajando y donde ellos mismos no tienen suficientes sacerdotes, tengo conocimiento de esto, para atender a todos los lugares donde ya están presentes. Hasta donde sé, la Santa Sede ha establecido que en el momento en que la prelatura sea erigida, los lugares que ya existen y sus casas e iglesias serán automáticamente reconocidas, sin haber pedido la anterior aprobación del obispo. Esta disposición (obligación de pedir permiso al Ordinario para actuar en una diócesis) sería solo para las futuras nuevas fundaciones. Noten cómo la FSSPX hipoteca su futuro con tal de obtener su "rincón legal" en el circo o zoológico romano de las variopintas "sensibilidades" religiosas. Pienso que entonces la prelatura puede ir a otros obispos que la acepten y hay obispos que aceptarán y aquellos obispos que no la acepten no son eternos, pueden tener otro sucesor que aceptará. Así que debemos tener una visión más sobrenatural y confianza. Así que la Prelatura San Pío X deberá armarse de paciencia y ahí donde le impidan ir a salvar almas, esperar tranquila -y obediente a los hombres antes que a Dios- que jubile el Obispo hereje de turno que le impide la entrada y asuma uno "tolerante".