viernes, 27 de marzo de 2015

DOM TOMÁS DE AQUINO OSB: UNA CONFESIÓN DE MENZINGEN.

El comunicado de Menzingen del 19 de marzo, aunque breve, nos enseña un buen número de cosas. Entre otras, encontramos allí una confesión: que Monseñor Williamson fue expulsado de la Fraternidad San Pio X a causa de su oposición a la política acuerdista de Mons. Fellay.
Hasta el presente, Menzingen hablaba de desobediencia: Monseñor Williamson era un indisciplinado, un mal subordinado que no obedece las órdenes recibidas. Ahora, Menzingen confiesa la verdadera razón: “las vivas críticas" de Mons. Williamson respecto a las relaciones de Menzingen con Roma. Lo mismo Mons. Faure. He aquí su falla.
El affaire de la carta de los tres obispos a Mons. Fellay y a sus asistentes no fue digerido. Relaciones con Roma, Mons. Lefebvre bien que las tuvo, pero con la esperanza que Roma se recuperara, que diera marcha atrás. De hecho, Mons. Lefebvre era quien dirigía las negociaciones y lo hacía con una certeza invencible, porque su criterio fue la fe de siempre. Incluso, al hacerlo, casi cayó en la trampa de Roma. “Fui demasiado lejos”, dijo.
Por el contrario, con Mons. Fellay, las cosas suceden de manera completamente diferente. No es él quien dirige las negociaciones. No es él quien tiene la fuerza de decir a Roma: “Soy yo, el acusado, quien tendría que juzgaros”. No, Monseñor Fellay no se presenta como juez de los errores de Roma. Se presenta más bien como un culpable “en situación irregular” que debe reintegrarse al redil y que sufre porque “su” Fraternidad no lo sigue.
Abramos un paréntesis. ¿Juzgar a Roma? ¿No es este el papel de los superiores y no de los inferiores? Por supuesto. Pero los superiores ya han juzgado. Es Quanta CuraPascendiQuas Primas, etc., que condenan a los papas liberales. Es Roma, la Roma eterna, quien ya ha juzgado al neo-modernismo y neo-protestantismo. Monseñor Fellay parece haber olvidado esto y lo hace olvidar con su “Iglesia concreta de hoy en día”. Cerremos el paréntesis.
Monseñor Williamson bloqueaba las negociaciones de Menzingen. Él constituía una traba. Lo sabíamos bien, pero la casa general daba otra versión. Ahora, ella confiesa. Son “las vivas críticas” de Mons. Williamson contra su operación suicidio que han sido la causa de su expulsión. Ya era tiempo que Menzingen lo dijera. Ya lo hizo ahora.
Sin embargo, Menzingen falsea la cuestión al decir que estas vivas críticas eran sobre “toda relación con las autoridades romanas”. No. Esto no es verdad. Ellas eran sobre la incorporación a Roma, que pondría a la FSSPX bajo el yugo modernista y liberal, por la cual el demonio trata de llegar a lo que Corção llamó “el pecado terminal”: hacer caer los últimos bastiones en una última y monumental afrenta a Dios.
Y a esto no podríamos prestar nuestro concurso. El demonio no logrará sus fines porque Nuestra Señora vela: Ipsa conteret. He ahí nuestra esperanza. Ella no será decepcionada, si nosotros somos fieles por la gracia de Dios: : Fidelis inveniatur.

ENGLISH

Fr. Thomas Aquinas, OSB. 
A Menzingen Confession
Translated by Michael cruzadoparalaverdad@gmail.com

The communication from Menzingen on the 19th of March, although brief, teaches us a good number of things. Among these, we find a confession here: that Bishop Williamson was expelled from the Society of St. Pius X because of his opposition to the accordist policy of Bishop Fellay

Up until the present, Menzingen spoke about disobedience: Bishop Williamson was undisciplined, a bad subordinate that does not obey the orders received.  Now, Menzingen confesses the true reason: "the violent criticisms" of Bishop Williamson regarding the relations of Menzingen with the Roman authorities. The same as Bishop Faure. This is where they fail. 

The affair of the letter of the 3 bishops to Bishop Fellay and his assistants was not digested well by them.  Relations with Rome, Archbishop Lefebvre had them as well, but with the hope that Rome recovered, that it would return.  In fact, Archbishop Lefebvre was who directed the negotiations and he did it with invincible certitude, because his criteria was the Faith of all times.  Including, that while doing this, he nearly fell into Rome's trap. "I went too far", he said. 

On the contrary, with Bishop Fellay, everything happens in a completely different manner.  It's not him that directs the negotiations. It is not him that has the strength to say to Rome: "It is I, the accused, who will have to judge you." No, Bishop Fellay does not present himself as a judge of the errors of Rome.  He presents himself more like a guilty one "in an irregular situation" who must reintegrate himself into the fold and suffers because "his" Society does not follow suit. 

Allow us to add with emphasis: Judge Rome? Isn't this the role of the superiors and not of inferiors?  Of course.  But the superiors have already cast their judgement. It is Quanta Cura, Pascendi, Quas Primas, etc., that condemns the liberal popes.  It is Rome, Eternal Rome, who has already judged neo-modernism and neo-Protestantism.  Bishop Fellay seems to have forgotten this and he makes it forgotten with his "visible Church of today." End of emphasis. 

Bishop Williamson was in the way of the negotiations of Menzingen. He constituted an obstacle.  We knew it well, but the General House gave another version. Now, they confess it.  It's the "violent criticisms" of Bishop Williamson against their operation suicide that have been the cause of his expulsion.  It was about time that Menzingen said it and now they finally have. 

Nevertheless, Menzingen misrepresents the question in saying that these violent criticisms were about "any relations with the Roman authorities". No. This is not true.  The criticisms were regarding an incorporation into Rome, that would put the Society under its modernist and liberal yoke, by which the devil tries to arrive at what Gustavo Corção called "the terminal sin": to bring down the last bastions in one last, monumental affront to God.


And to do this we could not lend our support.  The devil will not achieve his goals because Our Lady is watching over: Ipsa conteret. Here is where our hope is.  She will not be let down if we are faithful by the grace of God: Fidelis inveniatur.


miércoles, 25 de marzo de 2015

ENTREVISTA EXCLUSIVA A MONS. JEAN MICHEL FAURE

ENTREVISTA EXCLUSIVA A MONSEÑOR JEAN MICHEL FAURE

25 de marzo de 2015




ESPAÑOL - FRANÇAIS - ENGLISH 

Su Excelencia, hay algunos que se preguntan los motivos que llevaron a que su consagración fuera hecha con tanta discreción. ¿No habría sido mejor dar la mayor publicidad posible a un acontecimiento tan feliz?
La consagración debió ser hecha así para que no fuera impedida. La situación de Mons. Williamson sigue siendo delicada. Se eligió este monasterio por ser un lugar un poco alejado y que facilitara ciertas medidas de seguridad. Además los espacios acá son adecuados y se dispone de suficientes ministros para la liturgia. Ante todo, había que evitar cualquier disturbio, y eso se logró absolutamente.

Excelencia, ¿nos puede decir algunas palabras sobre la firma del protocolo de 1988? ¿Usted estaba con Mons. Lefebvre en esos días?
Yo no estaba, sino que me enteré de esos hechos como cualquier otro miembro de la FSSPX. El 5 de mayo de 1988 Mons. Lefebvre firmó un protocolo para un acuerdo con Roma en el que el Papa le reconocía el derecho a consagrar a un Obispo de entre los sacerdotes de la Fraternidad. En ese momento esto se consideró como algo necesario para que la obra de Mons. Lefebvre pudiera sobrevivir después de su muerte, pero tal cosa fue también el cebo y el anzuelo para obtener la firma de Monseñor. Pienso que cuando Mons. Lefebvre firmó ese documento tuvo un momento -muy pasajero- de debilidad, como fue el caso de Santa Juana de Arco, y, igual que ella, él escribió, después de “la peor noche de su vida” una carta de retractación al representante del Vaticano, mediante la cual quedaba anulado el protocolo. Mons. Fellay no puede valerse de ese momento de debilidad retractada para decir que está imitando la conducta de Mons. Lefebvre. “Yo he ido demasiado lejos”, diría después Mons. Lefebvre, refiriéndose a la firma del protocolo. Sobre la diplomacia y sobre sus interlocutores romanos, Mons. Lefebvre no se hacía ninguna ilusión, según queda demostrado en muchas de sus declaraciones y en la determinación nada diplomática que aparece claramente en su declaración fundamental de 1974 sobre las dos Romas: la eterna y la modernista, o las dos iglesias: la católica y la conciliar. Y Mons. Fellay, en la medida en que confunde la Roma actual, oficial, modernista con la Roma eterna; se hace infiel a la Roma eterna, maestra de la verdad. Confunde iglesia conciliar -de la cual Mons. Lefebvre tanto habló- e Iglesia Católica. Para Mons. Fellay no hay más que una sola iglesia y una sola Roma: esto es la antítesis de la postura de Mons. Lefebvre.

Excelencia, en estos días hemos podido leer muchas críticas a su persona. Definitivamente el demonio no está muy feliz con su consagración. ¿Qué nos dice al respecto?
Lo que sucede es que nosotros pretendemos seguir lo más exactamente posible la línea de Mons. Lefebvre, por eso recibimos ataques de la derecha y de la izquierda, tal como le sucedió a  Mons. Lefebvre.

¿De la izquierda y de la derecha?
Sí. La izquierda son los que están llevando a cabo la integración de la FSSPX a la iglesia conciliar, y la derecha son los sedevacantistas. El sedevacantismo es una simplificación excesiva (y a veces no exenta de sentimentalismo, que se puede comprender) de la situación que, a nivel prudencial, no fue aceptado, luego de un profundo examen, por Mons. Lefebvre y los teólogos y canonistas de alto nivel que él podía consultar. En esto habría que hablar de una verdadera gracia de estado por parte de Monseñor Lefebvre, que tuvo, en cierta medida, el papel de San Atanasio frente al modernismo. Para nosotros no hay duda de que la Providencia lo puso para guiarnos en esta crisis de la Iglesia que ha empeorado desde la muerte de él, pero que sigue siendo sustancialmente la misma. No se puede decir que Francisco tenga una responsabilidad mayor que Pablo VI o Juan Pablo II en el desarrollo de esta crisis que enfrentaron Mons. Lefebvre y Mons. De Castro Mayer, el P. Calmel y tantos grandes teólogos.

Sin embargo, Ménzingen dice que Su Excelencia y Mons. Williamson reconocen a las autoridades romanas “de modo puramente retórico”.
Ni más ni menos que Mons. Lefebvre. Por eso es que también nos atacan los sedevacantistas, y de modo bastante violento.

¿Su Excelencia reza en las misas por el Papa Francisco?
Yo cumplo las instrucciones de Mons. Lefebvre al respecto:  rezar por el Papa y denunciar sus herejías, a ejemplo de San Atanasio y tantos santos que tuvieron que oponerse a los Papas de su época.

A propósito de estos Papas liberales y modernistas y de la cuestión Iglesia Católica – iglesia conciliar, ¿Su Excelencia concuerda con la postura que los Dominicos de Avrillé exponen en el estudio titulado “Una Jerarquía para Dos Iglesias"?
Sí.

Sigamos con el tema del Papa. En la entrevista anterior preguntamos al Padre Faure que haría si fuera invitado al Vaticano por el Papa Francisco. Ahora le preguntamos a Monseñor Faure qué le diría a Francisco.
Ante todo, digo que tal entrevista es prácticamente imposible, ya que una condición sine qua non sería la presencia de Mons. Williamson y otros sacerdotes nuestros, siendo excluido absolutamente cualquier tipo de “negociación” en vista a un acuerdo del tipo que sea mientras, como decía Mons. Lefebvre, no exista una conversión radical de Roma aceptando, de hecho y de derecho, todas las encíclicas anteriores al Vaticano II, así como las condenas en contra del liberalismo y del modernismo que ellas contienen; lo que aparentemente no sucederá antes de la tercera guerra mundial (que parece próxima). Yo le diría al Papa: ¿a qué iglesia pertenece usted, a la Iglesia Católica o a una falsificación de la Iglesia? Su función es confirmar en la fe a sus hermanos. Le recordaría estas palabras de San Pablo: vuestra autoridad es para edificar y no para destruir (2 Cor 13, 10), para edificar y no para destruir ni disminuir la fe y la moral de los católicos. Le diría también esto, citando a Mons. lefebvre: ¿Está Usted de acuerdo con todas las grandes encíclicas anteriores a Juan XXIII y con todos los Papas hasta Pío XII inclusive? ¿Está Usted en “plena comunión” con esos Papas y con sus enseñanzas? ¿Acepta el juramento anti modernista? ¿Está a favor del Reino social de Nuestro señor Jesucristo? Si Usted no acepta la doctrina de esos predecesores suyos, es inútil hablar con Usted. Es porque somos fieles a la Roma eterna que nos vemos obligados a separarnos de la Roma modernista y liberal, actual y oficial. No es porque Ménzingen se esté dejando seducir que un Mons. Williamson o yo caeríamos en la misma trampa.

Volviendo a lo de las críticas y mentiras respecto de su persona, algunas de ellas son extremadamente ridículas. Por eso perdone esta pregunta que formulamos con el fin de honrar a la verdad y de proteger a algunas almas simples y excesivamente crédulas: ¿nos puede decir algo sobre las circunstancias del entierro de su padre?
El 3 de marzo de 1986, el cuerpo de mi padre fue llevado a mi casa para ser velado. Ahí fue puesto sobre mi cama y no en el piso, como falsamente pretenden los calumniadores sedevacantistas. ¡Que digan los nombres de los testigos! Personalmente yo puedo nombrar al Padre Canale FSSPX, que celebró la misa de Requiem, al P. Ricardo Olmedo FSSPX y a los profesores del seminario, que conocían los hechos; a los seminaristas que hoy son Padres, al P. Schmidberger FSSPX, que estuvo en la misa y en el cementerio, y también a los miembros de la familia Masuda, que fueron grandes benefactores del seminario en los comienzos de éste y que estuvieron toda la noche en la velación. Éstos, más tarde, acogieron en su campo, por misericordia, la veintena de seminaristas que salieron del seminario con ocasión de la rebelión sedevacantista de 1989. Mi padre está enterrado en el pequeño cementerio del seminario de la Fraternidad, donde su tumba es bien visible. A su misa asistieron todos los seminaristas y muchos sacerdotes y fieles. En ese episodio nada hubo de raro y nada hay que ocultar, sino que lo que hay en esto es un ejemplo de la lógica sedevacantista para poder decir que el Obispo Faure es judío: yo nací en Argelia; los judíos son numerosos en Argelia; luego, ¡yo debo ser judío! Pero como los musulmanes son mucho más numerosos, ¿acaso no seré un musulmán marrano? Contra las calumnias e invenciones más ridículas, yo dispongo en Francia de un bien hecho árbol genealógico de mi familia, que haré público cuando vuelva allá.

¿Y qué nos puede decir sobre la crisis que tuvo lugar en el seminario de Argentina en 1989? También se le culpa de eso.
Acerca de la crisis del seminario de Buenos Aires, aclaro que yo llegué a México el día 24 de septiembre de 1985, cinco días después del terrible terremoto, luego de haber sido nombrado como Superior del Distrito de México, pero esa crisis tuvo lugar en 1989, en el marco de la rebelión sedevacantista en contra de Mons. Lefebvre. El director, un profesor y varios Padres de esa tendencia habían influenciado a la mitad de los seminaristas de La Reja, los que en 1989 esperaron la visita del P. Schmidberger para salir en masa del seminario e irse a un “seminario” hecho por un grupo seglar mejicano. Fracaso total: un pequeño grupo de ellos se quedó en un monasterio abandonado cerca de Córdoba, Argentina, y luego en los alrededores de Luján y finalmente en El Bolsón (al Sur de Argentina). Entonces es una falsedad evidente que el supuesto escándalo del entierro de mi padre, ocurrido tres años antes, haya provocado la salida inmediata de esos veinticinco seminaristas. Sobre estos hechos escribe Mons. Tissier em la biografía de Mons. Lefebvre (pág. 546, 2da. Edic. correg., Edit. Clovis, 2002).

_____________________________________________

FRANÇAIS

ENTREVUE A MONSEIGNEUR  JEAN MICHEL FAURE

25 mars 2015

IN MEMORIAM - MONSEÑOR MARCEL LEFEBVRE: 24 AÑOS DE SU PARTIDA



“Guardemos la fe por encima de todo, es por ella que Nuestro Señor ha muerto, a causa de la afirmación de su divinidad, es por ella que han muerto todos los mártires, es por ella que se han santificado todos los elegidos. Huyamos de los que nos la hacen perder o que la disminuyen.

“O Timothee, depositum custodi, devitans profanas vocum novita- tes... Certa bonum certamen fidei, apprehende vitam ceternam” (I Tim. 6, 30 y 12): “¡Oh Timoteo! Guarda el depósito evitando las novedades profanas...Pelea el buen combate de la fe, arrebata la vida eterna”


Monseñor Marcel Lefebvre

martes, 24 de marzo de 2015

ENTREVISTA A MONS. WILLIAMSON (19 DE MARZO)

ENTREVISTA HECHA A MONS. WILLIAMSON INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA CEREMONIA DE CONSAGRACIÓN DE MONS. FAURE




¿Recibió usted el apoyo de los sacerdotes en esta consagración?
Sí, hubo un grupo de sacerdotes de América Latina y de los Estados Unidos y otros lugares. Hay sacerdotes que comprenden, no son numerosos, pero tienen valor, tienen la fe, y están resueltos a seguir adelante.

¿Qué lo decidió a llevar a cabo la consagración ahora?
Cada día era más razonable ante la amenaza de la guerra, que está muy cerca de nosotros, y por dos veces ha sido evitada con Siria y con Ucrania, y el Occidente delincuente está provocando a los rusos y llegará el momento en que Putin dirá que es suficiente y atacará.

Excelencia, ya han comenzado a levantarse las voces que dicen que usted y Monseñor Faure están excomulgados, ¿qué nos puede decir al respecto?
La Verdad es más importante que la autoridad. La autoridad existe para servir a la Verdad, y las autoridades romanas han dejado la Verdad, gracias al concilio, y cada día más, desgraciadamente. Entonces sus castigos y sus censuras no tienen peso, no tienen valor.

¿Qué cualidades consideró de Monseñor Faure para consagrarlo Obispo?
Es calmado, tiene experiencia, es viejo, un poco menos viejo que yo, tiene 73 años, además es inteligente y tiene la fe. Tiene además la experiencia de la Revolución, porque tuvo que huir de Argelia en su juventud, perdió todo por esta Revolución y conoció la traición del General De Gaulle, entonces comprende al mundo moderno.
Muchos de los sacerdotes jóvenes casi no tienen experiencia del mundo moderno ni de la Revolución, entonces no comprenden perfectamente el mal. Por ejemplo, Mons. Fellay no comprende para nada lo que son las tentaciones y los peligros del Vaticano II y su esfuerzo por acercarse al mundo moderno. No comprende, e igualmente muchos de los otros sacerdotes de la Fraternidad. Son demasiado jóvenes, y Monseñor Faure, siendo viejo y con experiencia, evita esta trampa de ignorancia de lo que es verdaderamente la iglesia moderna, el mundo moderno y todo lo demás.

La base de Monseñor Faure será Francia. Usted, ¿seguirá visitando América como antes?
Así está previsto, aunque los acontecimientos pueden decidir otra cosa. Monseñor Faure puede volver a América Latina muy a menudo porque allí está su corazón. Probablemente así será.

Excelencia, ¿habrá más consagraciones?
Muy posible. Esta vez se hizo discretamente, pero la próxima vez serán más de uno los consagrados y se publicará con anticipación.

¿Será de nuevo en Brasil?
No, sería probablemente en Europa. Gracias a Dios tuvimos a Brasil para realizar esta primera consagración, porque está lejos de Europa y lejos de muchos problemas. Ahora ya no soy el único obispo y entonces el peligro no es tan grande.

¿Espera de la Fraternidad una condenación a esta consagración?
Espero que no lo haga pues sería un mal y no deseo a la Fraternidad el mal.

Un sacerdote de la Fraternidad ha dicho recientemente que la Resistencia es un grupo de desequilibrados sin futuro.
Por supuesto, eso es lo que han dicho de Monseñor Lefebvre. Pero no se juzgan las cosas según las posiciones de los hombres, pues son falibles y pueden dejarse engañar.

Y se acusa también de orgullo.
Acusaron también a Monseñor Lefebvre de orgullo. Pero defender la Verdad y afirmar que la Verdad está por encima de todos los hombres, esto no es orgullo, es humildad. Hay una Verdad objetiva encima de todos nosotros, encima de Nuestro Señor en cuanto hombre, dice muchas veces en el Evangelio de San Juan dice muchas veces Yo no he venido a hacer Mi Voluntad, sino la Voluntad de mi Padre. Entonces Nuestro Señor como hombre está por debajo de algo que está por encima de Él. Es humilde. Y dice a los Fariseos: Si Yo dijera como vosotros que no conozco la Verdad, sería mentiroso.  Si Yo bajara mis afirmaciones, sería mentiroso, bajar mis pretensiones, mis exigencias, sería levantarme contra el Padre. Las exigencias, lo absoluto viene del Padre. Para todos nosotros, incluso para Jesús hombre. 


INTERVIEW WITH BISHOP WILLIAMSON IMMEDIATELY AFTER THE CEREMONY OF THE CONSECRATION OF BISHOP FAURE

Translated by Michael cruzadoparalaverdad@gmail.com

Did the priests support you regarding this consecration?
Yes, there was a group of priests from Latin America and the United States and elsewhere. There are priests that understand, they are not numerous, but they have courage; they have faith, and are determined to continue in the right direction.

What made you decide to perform the consecration at this moment?
Each day it became more reasonable with the threat of war, which is nearly upon us now, and has already been twice avoided with Syria and Ukraine, and the criminal West continues to provoke the Russians. The moment may arise when Putin will say enough is enough and decide to attack.

Your Excellency, already the voices have begun to cry out that say you and Bishop Faure are excommunicated, what can you tell us about that?
Truth is more important than authority. The authority exists to serve the Truth, and unfortunately, the Roman authorities abandon the Truth more and more each day thanks to the Council. So their punishment and censures have no force; they are meaningless.

What are the qualities of Bishop Faure that caused you to consider consecrating him a Bishop?
He is calm, experienced. He is older but a bit younger than me, 73. Also, he is intelligent and has the Faith. He also has the experience from the revolution because he fled Algeria in his youth. He lost everything because of this revolution and experienced the treachery of General De Gaulle, so he understands the modern world.
Many of the young priests have almost no experience with the modern world or the Revolution, so they do not perfectly understand the evil. For example, Bishop Fellay does not understand at all what the temptations and dangers of Vatican II are or its effort to embrace the modern world. He does not understand it and neither do many of the other priests of the Society. They are too young, and Bishop Faure, is a veteran with experience enough to avoid this trap of ignorance of what the modern church, the modern world and everything else actually is.

The headquarters of Bishop Faure will be France. Will you continue to visit America as before?
This is what we expect to be the case, although events may decide otherwise. Bishop Faure’s heart is in Latin America, and he could possibly return to Latin America very often. That is most likely how it will be.

Your Excellency, will there be more consecrations?
It is quite possible. This time it was done very discreetly, but the next time there will be more than one consecration and it will be made public with plenty of time in advance.

Will the next consecrations be in Brazil?
No, it would probably have to be in Europe. Thank God that we have Brazil for this first consecration to take place, because it is far away from Europe and many of Europe’s problems. Now I'm no longer the only bishop and so the danger is not as great.

Do you expect a condemnation of this consecration from the Society?
I hope they do not because it would an evil, and I do not wish evil to the Society.

A Society priest has recently said that the Resistance is a group of dissidents with no future.
Of course, that's also what they said about Archbishop Lefebvre. But things are not judged according to the positions of men; they are fallible and can easily be deceived.

Another accusation is that we are full of pride.
They also accused Archbishop Lefebvre of being full of pride. But defending the Truth and proclaiming that the Truth is above all men, that is not pride; it is humility. Above all there is an objective truth, moreover Our Lord as man says many times in the Gospel of St. John; “I have come not to do My will, but the will of My Father.”  So then Our Lord as man is below something that is above Him. He is humble. And He said to the Pharisees: “If I spoke like you who do not know the Truth, I would be a liar.” If I reduce my statements, I would be a liar.  If I reduce my claims, my requirements, it would be like revolting against the Father. The requirements, the absolute comes from the Father. For all of us, even Jesus Christ as man.


INTERVIEW RÉALISÉE À MGR WILLIAMSON IMMÉDIATEMENT APRÈS LA CÉRÉMONIE DE LE SACRE DE MGR FAURE.

Avez-vous reçu l'appui des prêtres dans ce sacre ?
Oui, il y a eu un groupe de prêtres de l'Amérique latine, des États-Unis et ailleurs. Il y a des prêtres qui comprennent, ils ne sont pas nombreux, mais ils sont courageux, ils ont la foi, et ils sont résolus à aller de l'avant.

Qu'est-ce qui vous a décidé à réaliser la sacre maintenant ?
Chaque jour était plus raisonnable devant la menace de la guerre, qui est très proche de nous, deux fois elle a été évitée avec la Syrie et l'Ukraine, et l'Occident délinquant provoque les Russes et il arrivera le moment dans lequel Poutine dira que c'est suffisant et attaquera.

Excellence, ils ont déjà commencé à se lever les voix qui disent que vous et Mgr Faure sont excommuniés, que pouvez-vous nous dire à ce sujet?
La vérité est plus important que l'autorité. L'autorité existe pour servir la vérité, et les autorités romaines ont quitté la Vérité,  grâce au concile et de plus en plus malheureusement. Alors ses châtiments et ses censures n'ont pas de poids, n'ont pas de valeur.

Quelles qualités de Mgr Faure avez-vous considérées pour le consacrer évêque?
Il est calme, il a de l'expérience, il est vieux, un peu moins vieux que moi, 73 ans, en plus de qu’il est  intelligent et il a la foi. Il a également l'expérience de la Révolution, parce qu'il a eu à fuir de l'Algérie dans sa jeunesse, il a tout perdu par cette Révolution et il a connu la trahison du Général De Gaulle, alors il comprend le monde moderne.
Beaucoup de jeunes prêtres n’ont pratiquement aucune expérience du monde moderne ou de la Révolution, alors ils ne comprendre pas parfaitement le mal. Par exemple, Mgr Fellay ne comprend pas du tout ce qui sont les tentations et les dangers de Vatican II et son effort pour s'approcher au monde moderne. Il ne comprend pas, et également beaucoup d'autres prêtres de la Fraternité. Ils sont trop jeunes, et Mgr Faure, en étant vieux et avec expérience, évite cette piège d'ignorance de ce qui est vraiment l'église moderne, le monde moderne et tout le reste.

La base de Monseigneur Faure sera la France. Continuerez-vous à visiter l'Amérique comme avant?
Ainsi il est prévu, cependant, les événements puissent décider une autre chose. Mgr Faure peut revenir à l'Amérique latine très souvent parce son cœur est là. Probablement ainsi sera.

Excellence, Il y aura plus de sacres?
Très possible. Cette fois a été discrètement faite, mais la prochaine fois les consacrés seront plus d'un et il se publiera à l'avance.

Sera-t-il à nouveau au Brésil?
Non, il serait probablement en Europe. Grâce au Dieu nous avons eu le Brésil pour réaliser ce premier sacre, parce qu'il est loin de l'Europe et loin de nombreux problèmes. Maintenant, je ne suis pas le seul évêque, puis le danger n’est pas si grand.

Attendez-vous de la part de la Fraternité une condamnation à ce sacre?
J'espère qu'elle ne le fait pas puisque ce serait un mal et je ne désire pas à la Fraternité le mal.

Un prêtre de la Fraternité a récemment déclaré que la Résistance est un groupe de déséquilibrées sans avenir.
Naturellement, cela est ce qu'il a été dit du Monseigneur Lefebvre. Mais les choses ne sont pas jugées selon les positions des hommes, puisqu'ils sont faillibles et ils peuvent être dupes.

Et la Résistance est également accusée d'orgueil.

Mgr Lefebvre a été accusé également d'orgueil. Mais défendre la Vérité et affirmer que la Vérité est au-dessus de tous les hommes, ce n'est pas orgueil, c'est humilité. Il y a une Vérité objective au-dessus de tous nous, au-dessus de Notre Monsieur comme homme, dans l'Evangile de Jean il est dit à plusieurs reprises: Je ne suis pas venu à faire Ma Volonté, mais la Volonté de mon Père. Notre Seigneur comme homme est au-dessous de quelque chose qui est au-dessus de Lui. Il est humble. Et Il a dit aux Pharisiens: Si je dis comme vous qui je ne connais pas la vérité, je serais un menteur. Si je  abaissais mes déclarations, je serais un menteur, abaisser mes prétentions, mes exigences, cela serait de se dresser contre le Père. Les exigences, l'absolu, vient du Père. Pour tous nous, même pour Jésus homme.

lunes, 23 de marzo de 2015

BREVE RESPUESTA DE DOM TOMÁS DE AQUINO OSB AL COMUNICADO DE MENZINGEN DEL 19 DE MARZO DE 2015.-



Menzingen denuncia la consagración de Monseñor Jean Michel FAURE como no teniendo nada en común con las consagraciones de 1988. Para hacerlo, la casa general de la FSSPX hace un cierto número de consideraciones. Examinemos cuatro de entre ellas:
1) Monseñor Williamson y Monseñor Faure han sido expulsados de la Fraternidad porque estaban contra toda relación con Roma.
Esto es falso. Ellos están contra la manera que lo hacen Mons. Fellay y sus asistentes, e incluso el capítulo general de 2012, que buscan un acuerdo práctico sin conversión de Roma.
2) Monseñor Williamson y Monseñor Faure no reconocen las autoridades de Roma.
Esto es igualmente falso. Ni uno ni otro son sedevacantistas.
3) Menzingen insinúa que la publicidad del acontecimiento fue insuficiente y la compara a la gran publicidad de 1988.
Comparada a la de 1988, la del 2015 fue pequeña, pero considerada en ella misma, no es una cuestión menor. Si contamos a todos los que participaron en la ceremonia, vemos representantes de los siguientes países: Inglaterra, Francia, Estados Unidos, México, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Colombia y Brasil. Una centena de fieles asistieron a la ceremonia. Los medios de comunicación o bien telefonearon o bien acudieron.
4)La cuarta cuestión se refiere al estado de necesidad.
Digamos que nos parece ver allí la punta del iceberg bastante conocido: el estado de necesidad de 1988 ya no sería el del 2015. Roma ya no es tan agresiva contra la Tradición como en 1988. Esta es una vieja canción: ¡Roma cambia! ¡Sí! Roma cambia… ¡para peor! Y esto, desde Benedicto XVI.
Conclusión: Menzingen desaprobó la consagración de Monseñor Faure; más que eso, la ataca. Es normal. En tanto que Menzingen no comprenda que está en el mal camino, atacará toda resistencia a su política de acercamiento con Roma.
En el fondo, lo que está en juego, es lo que Monseñor Lefebvre dijo durante su sermón histórico de Lille en agosto de 1976:
Yo quiero que a la hora de mi muerte, cuando Nuestro Señor me pregunte: “¿Qué has hecho con tu gracia episcopal y sacerdotal?” Yo no tenga que escuchar de la boca del Señor: “Tú has contribuido a destruir la Iglesia con los otros”.
Nosotros tampoco. Es por eso que nosotros continuamos el combate, y para eso, necesitamos obispos. Esta es la razón de la consagración del 19 de marzo. No hay que buscarla en otra parte.


EN RELACIÓN A LA CONSAGRACIÓN EPISCOPAL DE MONSEÑOR JEAN MICHEL FAURE.

Por Comentarios Eleison, 20 de Marzo de 2015



Simpatizantes de Su Excelencia Monseñor Williamson, sean lectores de los Comentarios Eleison, contribuyentes a la Iniciativa St. Marcel, o de otra manera, han sin duda ya escuchado la noticia de la consagración por parte de Su Excelencia de Monseñor Jean-Michel Faure en el Monasterio de la Santa Cruz en Nueva Friburgo, Brasil, este jueves pasado, Fiesta de San José, 19 de Marzo. La noticia fue, comprensiblemente, revelada sólo relativamente a último minuto de manera a evitar, tanto como humanamente sea posible, cualquier interrupción importuna de la ceremonia o cualesquiera otros problemas que pudieran haber surgido en conjunción con ella.
Sin embargo, ahora que la consagración ha tenido lugar, podemos poner a disposición de los fieles y del mundo entero, el llamado “Mandato de Emergencia” que fue leído durante la liturgia.
Como muchos ya saben, entre las mismas primeras palabras habladas del Rito de Consagración Episcopal, está la declaración hecha al obispo consagrante por su asistente mayor:
“Reverendísimo Padre, nuestra Santa Madre la Iglesia Católica le pide que usted promueva a este sacerdote aquí presente a la responsabilidad del episcopado”.
En respuesta, el obispo consagrante pregunta si el asistente tiene “Mandato Apostólico”.
La respuesta es “Tenemos”, a lo cual el obispo consagrante responde “Que sea leída”.
(Aquellos interesados en más información pueden consultar on-line este útil Ordo Latín e Inglés, extractado del Pontificale Romanum y publicado en 1910.)
Lo que fue leído en la ceremonia del Jueves en respuesta a la invitación de Monseñor Williamson – sirviendo como lo hizo tanto de una función litúrgica como de explicación pública de la razón fundamental de la ceremonia tal como prevista por los participantes – es lo que sigue. Los lectores pueden estar interesados en saber que sus primeros párrafos siguen muy de cerca el lenguaje usado por el Arzobispo Lefebvre el 30 de Junio de 1988.
MANDATUM APOSTOLICUM
Tenemos un Mandato para consagrar de la Iglesia Romana la cual en su fidelidad a las santas tradiciones recibidas de los Apóstoles nos comanda a transmitir fielmente estas santas tradiciones – a saber el Depósito de la Fe- a todos los hombres por la razón de su deber de salvar sus almas.
Pues ciertamente por un lado las autoridades de la Iglesia de Roma desde el Concilio Vaticano Segundo hasta hoy en día están movidas por un espíritu de modernismo que socava en profundidad la Santa Tradición al punto de torcer la propia noción: Porque vendrá el t iempo en que no soportarán más la sana doctrina, apartarán de la verdad el oído, pero se volverán a las fábulas, como dice San Pablo a Timoteo en su segunda Carta (IV, 3,5). ¿De qué serviría pedir a tales autoridades un Mandato para consagrar un obispo que va a estar profundamente opuesto al error más grave de ellas?
Y, por otro lado, obtener un tal obispo, los pocos Católicos que entienden la importancia de él pueden haber tenido esperanzas, aún luego del Vaticano II, que él proviniera de la Fraternidad San Pío X fundada por el Arzobispo Marcel Lefebvre, como los cuatro que él consagró para ellos en 1988 por un Mandato de emergencia previo. ¡Ay!, cuando las autoridades de esa Fraternidad mostraron por su constante vuelta hacia las autoridades Romanas que ellas estaban tomando el mismo camino modernista, esa esperanza probó ser en vano.
¿De donde entonces pueden estos Católicos fieles obtener los obispos esenciales para la supervivencia de su verdadera fe? En un mundo haciendo la guerra política día a día más sobre Dios y sobre Su Iglesia, el daño para la Fe parece tal que su supervivencia no puede más ser dejada a depender de un único obispo totalmente anti-modernista. La propia Iglesia le pide a él nombrar un asociado, que será el Padre Jean-Michel Faure.
Por esta transmisión del poder episcopal de las Ordenes, no se asume ni se otorga poder episcopal de jurisdicción y tan pronto como Dios intervenga para salvar Su Iglesia, que ya no tiene más esperanza humana de rescate, los efectos de esta consagración y de su Mandato de emergencia serán sin dilación puestos de vuelta en las manos de un Papa una vez más totalmente Católico.

SERMÓN DE MONSEÑOR WILLIAMSON EN LA CONSAGRACIÓN DE MONSEÑOR FAURE.- INGLÉS.

Traduction française ici

Translated by Michael cruzadoparalaverdad@gmail.com
In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.
Forgive me that I do not speak Portuguese.  I have to speak Spanish instead, and I hope that all will be able to understand.  For this very great feast day of St. Joseph, after the Most Holy Virgin, is the greatest of all Catholic saints. And this patron of the Church, well I had not thought particularly in this but the facts is there.  And for this feast of the Patron of the Church that we meet here today to look after the consecration of what I suppose we call the Resistance.  
 Brothers and sisters, the fact is that the Truth, the Truth of God, the Truth of Christ, the Truth of the Church, is today in grave danger.  In the first place, of course, there is the 2nd Vatican Council.  The fact is that since already some centuries ago, the enemies of God were preparing a new world, what we call today the New World Order.  It's a completely different world.  And they want this to take the place of the world of God.  It is God that has created nature and that has created all of these things. It is not man.  God is the Creator of man and the Master of the Universe.  The Master of masters, the Lord of lords, the King of kings is God and not man.  Saint Pius X has said that "the grave problem of the modern world is that it wants to substitute God."  It is true. It wants to take the place of God.  And so after some centuries, in the beginning the Church and the popes could not withstand this treachery but the world has constantly handed itself over more and more to the 'glory of man' and has tried to snatch away the Glory of God. And finally being surrounded by men, the Church and the churchmen of are very modern and that is how it came about with the Second Vatican Council.  And there the churchmen, the men tried to change the religion of God, and the contamination was there so deeply that the great majority of bishops in the Council went along with trying to end Tradition.  Incredible but not incredible for someone that understands just how profound the corruption of the modern world is.  This corruption has even penetrated inside the Church and the great majority of churchmen have fallen, particularly the popes: John XXIII, Paul VI and the popes after the Council, John Paul II, Benedict XVI, and now Pope Francis who is the most evidently revolutionary of all of these popes but has participated with the very same principles of his predecessors since the Council.  It is like saying that deep down Pope Benedict XVI is just as revolutionary as Francis, but with Francis only it is much more evident.  His subjective intentions within him only God can judge, but objectively, objectively they are traitors of the true religion of God.  There was one bishop that resisted and remained faithful and today in particular all that are here today appreciate him very much, his character and his faith, his fidelity to Our Lord, Our Lord of the true religion of God: Archbishop Lefebvre of course.  And without him we would not be here today.  It is evident.  And what he did at the end with his resistance was exactly his consecration of 4 bishops in 1988. And when he preached in that ceremony he said that what we are doing here is  "Operation Survival" instead of "Operation Suicide".  If we had made a compromise with the Second Vatican Council, if we had made this compromise we would have committed the suicide of the resistance to it.  So that our resistance, the good resistance to the lie, the good resistance to the lie and the resistance that maintains the Truth, we must never forget this.  And he was saying that if we also make this compromise with the Council it would be Operation Suicide, and instead we consecrate bishops to secure Operation Survival of the Faith, of the Truth, in a world of lies where there is no truth, in a world of lies, the deceit, the treachery, we commit the act of consecrating bishops to defend the Truth, for the reason of defending the Truth.  If the Catholic Faith was not the true, we would not be Catholics, the reason is that it is the Truth, and the Truth, of course, is the Faith, the Catholic Faith.  
And today what are we doing?  It is nothing more than the extension in modern times, that is 25 years later, the extension of Operation Survival. It is nothing more. It is like saying in a certain sense, we are only repairing the emergency light of Archbishop Lefebvre.  There was the Church with its great human, electronic light and this light was turned off and Archbishop Lefebvre turned on the emergency light and now with the SSPX, today the Society is also giving in to the compromise of the Second Vatican Council.  They want to associate themselves or they want to be united with the Romans, they want to follow the Romans. The Society has not yet died, it is not yet dead, but it is dying on the road it is headed down.  Maybe it will leave this path and return to the path of Archbishop Lefebvre, that is the way of defending Truth.  That it may return to defend the Truth.  But so many men today have lost the Truth and it is the fundamental element of the crisis of the modern world.  Men have lost the sense of the Truth.  Because Truth is the correspondence between my soul and reality, and modern man lives his virtual life in a bourgeois way. All of these phones and technology have created a plastic, artificial world and the sense of the Truth is lost!  There is a lack of peasants with sane judgement to live through what is to come.  And what is being done by the Church today, today the falsehood and the way that the Society wants to take is a falsehood.  But they do not see it. They do not see it.  So we have to play the role of repairers of the emergency light.  It is not a glorious role!  We do not save the Church!  We do not have that pretension.  In no way whatsoever do we have the pretension of saving the Church.  No, no, no!  Only God can save His Church today and He will do it.  And in His time and His terms.  But up until now God is purifying His Church and He wants us to do what we can to save and maintain the treasures of the Church in order to be able to hand them over once more when the churchmen will have been truly corrected and enlightened by God.  And He will do it but probably by means of an unimaginable chastisement because the momentum of the grave reality, of destitution, of the grave world of modern man is only leaving reality and if it doesn't happen everything remains a dream, a dreamworld.  And so we do what we can. 
We are thankful to Father prior, Fr. Thomas Aquinas OSB, for this beautiful ceremony, and this makeshift, metal cathedral.  Such a great improvisation.  And that is how it is said, where there is a will there is a way. And if we desire to remain faithful to God, He will find us in the right path.  It is impossible that God abandons souls that have not abandoned Him.  That means that it is not God that abandons us. It can only be us if we abandon Him.  That God may impede it!  We are thankful to Father.  We are thankful to the sisters that have worked so much to constitute this improvised cathedral.  We are thankful to the monks that have also worked so hard to help bring about this ceremony and have done very well.  And that is how it is.  Tomorrow and after tomorrow maybe there will be more treachery, so very possible, if things continue as they are headed it is very possible, but it does not matter.  Each day keep going.  Today we will continue being faithful and we are very thankful for all who have came, some from very far away.  Forgive me that we did not want to publicize the fact beforehand, but we wanted to secure and protect the ceremony.  We wanted to protect the ceremony from any impediments that could have arisen because not everyone likes this ceremony.  It is very evident.  And we actually expect that the devil detests this ceremony.  So then the devil has many servants, and they might have been able to impede this ceremony.  We could have waited and asked for a sign from Divine Providence like Archbishop Lefebvre did in 1988.  In particular, for me it seems that the Church can not substitute bishops that can ordain priests and confirm adults and children.   
So then, in the political situation of today of which the 3rd world war can come about at any moment, with some recent news from my country, England, that weapons of mass destruction have been prepared a long time ago to be dropped on Russia.  It is madness! Madness.  But men are insane and these liberals have the instinct of suicide, and the third world war is a ceramic product of this instinct of suicide.  And it will come about, and when it happens it is absolutely unable to know how the events will play out. And in this case, to only ordain and confirm seems to me to be something irresponsible.  The world is not calm. It is very unstable and destabilized.  We do not know how things will turn out. So then without publicity, without looking for glory in any way whatsoever, without  wanting to gain attention from the world, in contrast, at least myself, I want only to hide from the limelight after this ceremony as much as possible without any pretension whatsoever. We are doing this in order to defend the Church.  
Beloved faithful, beloved priests, and there are even priests from afar, the United States for example, others from all over Latin America, we pray to Saint Joseph, the great Saint Joseph so that he aids us, he who is most faithful, his example of faithfulness and protection and of lack of publicity, we don't want publicity, do the best that one can do, We ask Saint Joseph that everyone, each one of us according to his vocation in life, understands how to remain faithful and strictly to the Son of God and His Most Holy Mother, the Most Holy Virgin.

In the name of the Father, and the Son, and the Holy Spirit. Amen.