lunes, 15 de septiembre de 2014

DOLOROSA


En memoria y reverencia de las lágrimas que lloraron vuestros purísimos ojos en la vida, pasión y muerte de vuestro Hijo, os ofrezco tres Avemarías.

¿ESTÁ VACANTE LA SEDE?.- POR EL R.P. DOMINIQUE BOULET.- PARTE 7

Traducción de Alejandro Villarreal.


4.3. El caso del Cardenal Siri:
Algunos sedevacantistas argumentan que existieron serios defectos que afectaron los Cónclaves en la elección de los Papas Juan XXIII, Pablo VI y entonces, consecuentemente, la de Juan Pablo I y Juan Pablo II. Se afirma que el Cardenal Giuseppe Siri, el ex Arzobispo de Génova, Italia, fue electo papa durante los cónclaves de 1958 y 1963 y posiblemente en el de 1978. El Cardenal Siri fue extremadamente popular en Italia, principalmente por su fuerte compromiso social en Génova. Él también fue considerado un impetuoso conservador, aunque él no tomó una posición pública en defensa de la Tradición durante el II Concilio Vaticano. Así, aparentemente, el Cardenal Siri hubo sido ‘elegido’ papa en el cónclave que siguió a la muerte del Papa Pío XII. Algunos van más lejos y nos dicen que él aceptó la elección de sus colegas cardenales, y que tomó el nombre de Gregorio XVII. Poco tiempo antes de hacer pública dicha ‘elección’, un grupo de cardenales se le habrían rebelado y lo forzaron a renunciar al supremo pontificado. Entonces, el Cardenal Roncalli fue elegido y apareció ante el mundo como el Papa Juan XXIII. Algunos sedevacantistas mostraron un reporte del FBI para demostrar dicha tesis. Ellos agregaron que el ‘Papa Siri’, secretamente eligió cardenales para que su causa tuviese éxito en el futuro. Francamente, tal teoría no tiene sentido por muchas razones. Primero que todo, existe una ley en la Iglesia que obliga a que todos los procedimientos del cónclave se lleven a cabo en secreto, bajo pena de excomunión para el que rompa dicha condición. Incluso si el Cardenal hubo sido propiamente electo como papa, es un hecho que él nunca se mostró en público. El estuvo entre los Cardenales quienes juraron fidelidad tanto al papa Juan XXIII como al papa Pablo VI. Después de los cónclaves de 1958 y 1963, él regresó a su diócesis en Génova. En 1969, aunque con reticencia, él adoptó el Novus Ordo Missae. Mientras tanto, un sacerdote francés, el Padre Guérin, había establecido una comunidad ‘conservadora’ de sacerdotes en Génova. En los setentas, el Padre Guérin vivía en París, Francia, donde semanalmente decía la Misa del Novus Ordo, completamente en latín, con birrete e incienso, a la cual yo fui un en par de ocasiones. Conozco personalmente a dos miembros de la comunidad de Fr. Guérin quienes fueron ordenados sacerdotes por el Cardenal Siri, ellos realizan su apostolado en Francia y dicen la Misa del Novus Ordo. Su ordenación fue celebrada con la Nueva Misa, aunque de una forma más conservadora. Finalmente, el Cardenal Siri falleció en 1989. Pero la razón más importante por la que descartaríamos la teoría del ‘Papa Siri’ es el principio fundamental de la aceptación pacífica de un papa por la Iglesia Universal como signo y efecto infalible de una elección válida. Todos los teólogos están de acuerdo en este punto. El Cardenal Billot dijo:
Dios podría aceptar la vacancia de la Sede Apostólica por un tiempo. El también permitiría que existiese alguna duda alrededor de la legitimidad de la elección. Sin embargo, Dios nunca permitiría que toda la Iglesia reconociera como Pontífice a alguien quien no lo fuese real y legalmente. Así, mientras que un papa sea aceptado por la Iglesia y esté unido a ésta como el cuerpo a su cabeza, uno no puede ya emitir duda alguna sobre algún defecto en la elección… Debido a que la aceptación universal de la Iglesia sanaría de raíz alguna posible elección viciada.” [21]
Ahora, el puntapié: imaginemos que estoy completamente equivocado y que, en realidad, el Cardenal Siri haya sido el papa elegido en los cónclaves de 1958 y/o 1963. Vayamos más lejos: imaginemos por un momento que el ‘Papa Siri’ secretamente haya designado cardenales con el fin de proveer de un sucesor a su muerte. Tal designación secreta de cardenales hubiese sido llamada cardenales in pectore (cercanos a su corazón). Ha sucedido en numerosas ocasiones de la historia de la Iglesia que los papas han designado cardenales in pectore. Por distintas razones, los papas no han hecho públicos los nombres, al menos por un tiempo. Usualmente, la razón era proteger la vida de tales cardenales, quienes vivían en países donde la Iglesia fue perseguida. Este fue el caso del Cardenal Slipyj, cabeza de la Iglesia Católica Ucraniana de 1944 a 1984. Existe una regla que dice que el nombre de cualquier cardenal in pectore debe hacerse público por el papa que lo designó. Así, todos los cardenales designados secretamente cuyos nombres no fueron revelados antes de la muerte del papa que los designó, automáticamente pierden su título [22]. Este fue también el caso del Cardenal Slipyj, quien fue designado cardenal in pectore por el Papa Juan XXIII en 1960. Debido a que Juan XXIII nunca reveló su nombre, al Cardenal Slipyj no le fue posible participar en el cónclave de 1963. Sin embargo, en 1965, el Papa Pablo VI restauró oficialmente el título del Card. Slipyj restaurándole así todos sus derechos y privilegios de Cardenal de la Santa Iglesia Romana. Consecuentemente, cualquier ‘cardenal’ que haya sido designado secretamente por el ‘Papa Siri’ perdió su título en 1989, a la muerte del Cardenal Siri, y automáticamente perdió su derecho a participar en la elección del sucesor del ‘Papa Siri’. Tal argumento no es concluyente para algunas personas, ellos podrían todavía tratar de decirnos que el ‘Papa Siri’ habría cambiado la ley de la elección papal, con el fin de permitir a sus cardenales in pectore participar, y así admitirlos en la elección de su sucesor. Cuando se va tan lejos, lo único que podemos decir es que tales conspiradores lunáticos han perdido por completo el contacto con la realidad.
4.4. El caso del Obispo Thuc:
Arzobispo Pedro Martín Ngo-Dinh-Thuc (1897-1984)

No importa qué tan divido esté el mundo sedevacantista, es un hecho que sacramentalmente sobrevive gracias a las consagraciones episcopales realizadas por el Obispo Martin Ngo-Thuc (1897-1984). El Obispo Thuc fue el Arzobispo romano católico de Hué, Vietnam. Al tiempo en que Vietnam caía bajo el Comunismo, en 1975, tuvo que huir del país y estuvo más o menos abandonado por las autoridades romanas. En 1976 el consagró al Obispo Clemente Domínguez, el fundador de la secta de Palmar de Troya, España. Thuc fue entonces excomulgado por el Vaticano por tal consagración, pero fue ‘reconciliado’ por Pablo VI en el curso del mismo año. En 1977, el año siguiente, él consagró al Obispo Laborie, el fundador de la secta llamada Eglise Latine de Toulouse (Iglesia Latina de Toulouse). Entonces, en 1981-82, consagró al Obispo Guérard des Lauriers y a tres obispos más en diferentes ceremonias realizadas en secreto, en la privacidad de su apartamento en Toulon, Francia. En 1982 realizó una declaración llamada la Declaración de Munich, por la cual el declaraba la Vacancia de la Sede de Pedro, en otras palabras, que Juan Pablo II había perdido su oficio. Por último, pero no menos importante, el Obispo Thuc fue finalmente ‘reconciliado’ por el Vaticano poco tiempo antes de su muerte en 1984. Así, desde 1976 hasta su muerte, el Obispo Thuc había oscilado entre el Sedevacantismo y la reconciliación con el Vaticano. Este hecho es suficiente para cuestionar la seriedad de la Declaración de Munich. Creo que él fue un buen hombre de quien muchos se aprovecharon por su fácil disposición a consagrar obispos, pero no pudo haber sido él a quien Dios eligió como instrumento de Su Providencia, ¡aunque sus obras prueban que fueron ‘providenciales’ para los sedevacantistas! [23] No debemos olvidar que los actuales obispos sedevacantistas y por lo tanto los sacerdotes que ellos ordenan vienen todos de la línea del Obispo Thuc.

(sigue)

P. HUGO RUIZ V.- SERMÓN EN LA FIESTA DE LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ.

domingo, 14 de septiembre de 2014

COMENTARIO ELEISON Número CCCLXXIV (374).- 13 de septiembre de 2014

 



Papas Falibles


Ni los liberales ni los sedevacantistas aprecian que se les diga que ellos son como cara y ceca de una misma moneda, pero es cierto. Por ejemplo, ninguno de los dos puede concebir una tercera alternativa. Vean por ejemplo en su Carta a los Tres Obispos del 14 de abril de 2012, como Monseñor Fellay no podía ver una alternativa a su liberalismo que no fuera el sedevacantismo. A la inversa, para muchos sedevacantistas si uno acepta que alguno de los Papas Conciliares ha sido realmente Papa, entonces uno no puede ser sino un liberal, y si uno critica al sedevacantismo, entonces uno promueve el liberalismo. ¡Pero de ninguna manera!

¿Por qué no? Porque ambos están cometiendo el mismo error de exagerar la infalibilidad del Papa. ¿Por qué? ¿Es posible que sea porque ambos son hombres modernos que creen más en personas que en instituciones? ¿Y por qué debe ser esa una característica del hombre moderno? Porque más o menos a partir del Protestantismo en adelante, menos y menos instituciones han verdaderamente buscado el bien común, y más y más algún interés privado tal como el dinero (mi derecho sobre ti), lo cual por supuesto disminuye nuestro respeto por ellas. Por ejemplo, buenos hombres salvaron por un tiempo a la podrida institución moderna bancaria para que no tuviera inmediatamente todos sus perversos efectos, pero los podridos banksters actuales están finalmente mostrando lo que las instituciones malas del sistema bancario de reserva fraccional y de los bancos centrales eran, en sí mismos, desde el principio. El Diablo está en las estructuras modernas gracias a los enemigos de Dios y del hombre.

R.P. TRINCADO - SERMÓN EN LA FIESTA DE LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ




La Cruz de Cristo fue descubierta el año 326 por Santa Elena, madre del emperador Constantino. Permaneció la Cruz en la iglesia del Santo Sepulcro, que fue dedicada el 14 de septiembre de 335; de ahí la fecha de esta fiesta. Pero hoy también se conmemora la recuperación de la Cruz de manos de los persas, acontecimiento que tuvo lugar el 14 de septiembre del año 630. En el año 615 el rey persa Cosroes invadió la Tierra Santa y ayudado por los judíos y samaritanos destruyó, a su paso, todo lo que encontró de católico. Y aunque dejó el sepulcro de Cristo intacto, se llevó el fragmento de la Cruz que Santa Elena había dejado allí, el cual se encontraba dentro de un cofre de plata. Se dice que Cosroes se hizo un trono en una alta torre, en que se sentaba con la Cruz a su derecha, denominándose a sí mismo "el padre". 

viernes, 12 de septiembre de 2014

DOS VALIENTES DOMINICAS SE PASAN A LA RESISTENCIA EN FRANCIA

France Fidele


Veritas 

Saint-Rémy-en-Mauges,
Viernes 12 de septiembre 2014,
en la Fiesta del Santo Nombre de María

Queridas hermanas,
    estimados padres de familia,
        queridos niños,
            queridos amigos,

Sin duda ustedes se han enterado del rumor de que dos hermanas de la Congregación del Santo Nombre de Jesús y del Corazón Inmaculado de María (Brignoles) han sido expulsadas, supuestamente relevadas de sus votos y calificadas de perjuras por sus superiores.

Lo que no dice el rumor, es el profundo por qué de este doloroso desenlace. Advertidas de suscribir, por lo menos exteriormente, el lento pero seguro proceso de unión a la Roma oficial que mina su Congregación, o de abandonar su lugar, las dos hermanas escogieron retirarse para continuar la obra de su instituto: la educación y la formación de jóvenes cristianas en tiempos de apostasía.

Nuestra elección fue impulsada por el deseo de fidelidad al espíritu de nuestra Congregación, espíritu de fe sin compromiso, tal cual nos lo legó el Padre Calmel. A este respecto, estamos en deuda con nuestros superiores y nuestras hermanas, que nos transmitieron la savia dominica, el amor de la Iglesia y el de los niños. Sin embargo, ciertos hechos o declaraciones extrañas y cada vez más frecuentes, han provocado nuestra perplejidad y nuestra indignación: silencio discreto sobre las desviaciones romanas; insistencia en subrayar lo que en Roma parezca conservador (como la “consagración” del Papa a Nuestra Señora de Fátima, tal sermón ortodoxo en Santa Martha, tal rosario de parroquia, etc.); actitud favorable a los ralliés de todo género (“sí, por supuesto, al principio Monseñor Lefebvre los condenó, pero ahora hay que tener en cuenta la realidad, hay que reconocer que ellos han mantenido el camino, hay que trabajar con ellos”; “Es una torpeza decir en público que las misas Motu Proprio deben evitarse absolutamente”; etc); inversión de los valores: “Usted comprende, el combate de la fe está bien, pero ¿qué hay de la salvación de las almas?” o: “Para conservar la “paz” entre nosotros, dejemos de discutir las cuestiones doctrinales”… Y a esto se añade el apoyo incondicional a Monseñor Fellay, facilitado por la poderosa ley del silencio impuesta en nuestras casas. Tuvimos la necesidad de la ayuda y las luces de las familias y amigos valientes para ver claro en esta deriva.

Hemos vivido cada vez más a contra corriente en medio de Madres y hermanas con las cuales ya no podíamos entendernos. Lo que se nos dijo, al principio, que era una simple divergencia de opinión, nos valió ser expulsadas con nuestras familias con el fin de reflexionar y enmendarnos. Pero enmendarse es renegar.
En el presente, estamos resueltas a dar vuelta a la página, dejando a Dios misericordioso el cuidado de sondear los corazones.

¿Qué haremos? Continuar simplemente nuestra vida religiosa.

Nosotras no somos nada, no tenemos nada, podemos muy poco, pero Dios parece querer confiarnos los niños. Nosotros no nos negaremos a este trabajo en la medida de lo razonable, para “escribir en el corazón y la frente de la infancia, el Nombre de Jesús”, como lo decía nuestro Padre Fundador, M. Vincens (1800). La pesada responsabilidad que tenemos en las espaldas, requiere mucha reflexión, tiempo y prudencia. Por lo pronto estamos instaladas en Saint-Rémy-en-Mauges para tener algunos meses de soledad en un marco religioso. Obligadas a renunciar al vocablo del Santo Nombre de Jesús y del Corazón Inmaculado de María, es en el fervor de un nuevo comienzo impuesto que nos ponemos bajo el patrocinio del Santo Nombre de María.

Dispuestas desde hoy a escuchar vuestras solicitudes relativas a la escolaridad de vuestros hijos, y vuestras ofertas financieras o de colaboración, esperamos poder evaluar muy pronto dónde y cuándo les propondremos, si Dios quiere, un comienzo de escuela. Agradecemos a todos aquellos y aquellas que nos han sostenido generosamente. Sin vuestra ayuda material y sobretodo espiritual, no hubiéramos podido resistir hasta aquí ni podríamos contemplar cualquier cosa.
Confiamos nuestro futuro y el vuestro a la Virgen María, a Santo Domingo, a Santa Catalina de Siena y a todos nuestros Santos protectores, desde el Padre Calmel hasta nuestros intercesores más escondidos.

Hna, Marie-Laetitia, t.o.p. y
Hna. Marie de Jésus, t.o.p.,
Dominicas Enseñantes del Santo Nombre de María.

PADRE JOAQUIM MARIA FBMV: CUARENTA HORAS EN LA MISIÓN DE VITORIA, BRASIL.



miércoles, 10 de septiembre de 2014

EL SUEÑO DE DAKAR Y LA NEO-FSSPX





El escandaloso artículo del Padre Simoulin nos habla del “sueño de Dakar” de Monseñor Lefebvre y de cómo la Fraternidad debe poner el énfasis en la Misa y el apostolado, dejando de lado las “querellas estériles” y el querer “partir de un tajo a los herejes”.
Este sueño de Dakar es mencionado por Monseñor Lefebvre en su Itinerario Espiritual” con estas palabras:
Frente a la degradación progresiva del ideal sacerdotal, transmitir en toda su pureza doctrinal, en toda su caridad misionera, el sacerdocio católico de Nuestro Señor Jesucristo, tal como lo transmitió a sus apóstoles, y tal como la Iglesia romana lo ha transmitido hasta mitad del siglo veinte.
La Neo-FSSPX interpreta esto torcidamente, de modo “cincuentista”: hay que formar sacerdotes como los de los años 50: con buena doctrina, piadosos y ajenos a luchas doctrinales. ¡Claro: en los años 50 no había Vaticano II, ni “iglesia conciliar”, ni Papas liberales y herejes!
Esta estrategia del « sueño de Dakar » no es nueva. Ya el P. Simoulin la había mencionado en otro de sus editoriales, Mons. Fellay en su entrevista al Angelus, y ahora lo hace el P. Rostand en su último editorial como Superior del Distrito de USA. Por su parte, el P. Wegner, nuevo superior de este Distrito, en su primer editorial señala:
“La obra de la Fraternidad a través de sus 44 años de presencia en América, consiste en traer a Jesús a las almas a través del Sacrificio de la Misa. (…) Es edificante ver sus esfuerzos para mejorar los lugares donde se celebra la divina liturgia. Este es un testimonio universal de que los Sacerdotes de la FSSPX se reconocen por el modo en que celebran la Misa. Pongamos la Misa en el centro de nuestras vidas. Ese es un deber para todos nosotros, sacerdotes y fieles. (…)
Ni una sola palabra sobre el combate de la Fe: ahora la Misa es el centro de la lucha de la Fraternidad. Y esto se demuestra también con las Conferencias 2014 de la Revista Angelus, de la FSSPX, tituladas: “La Misa, corazón de la Iglesia”, con la presencia de miembros de Una Voce y tradi-ecumenistas, además de un sacerdote diocesano.
Ya Monseñor Fellay, desde noviembre de 2013, había señalado que lo importante es la Misa:
La primera preocupación  (de la FSSPX) es verdaderamente lo que hace vivir la Iglesia, es la misa. (…) Si queremos, y ciertamente que queremos una restauración de la Iglesia, es allí a donde debemos ir. Es la fuente, es la fuente, es la misa. (…) Para mí, es evidente que querer la restauración de la Iglesia, debe comenzar allí. Por eso estoy profundamente agradecido al Papa Benedicto XVI, por haber liberado la misa. Es capital, es capital.
Es absolutamente cierto que la Misa es de suma importancia para mantener la Fe. Pero lo prioritario es el combate doctrinal, pues sin él, la Fraternidad pasa a ser sólo una comunidad Ecclesia Dei más. Los traidores sacerdotes “juramentados” de la Revolución Francesa celebraban la Misa tridentina…
El P. Augustin Aubry, en su obra Contre le Modernisme, nos dice, hablando del modernismo práctico:
El modernismo práctico sostiene que, es oportuno, para ganar a los corazones perdidos, callar ciertos puntos de doctrina como siendo de menor importancia o atenuarlos, al punto de hacerlos perder el sentido que la Iglesia siempre mantuvo. No es necesario un largo discurso para demostrar cuán condenable es esta tendencia.  (…)  Entonces, el modernismo práctico se encontrará en aquellos quienes, a sabiendas o no, estando penetrados por el espíritu moderno, se conducen de hecho, sea en su totalidad o en solo parte de actividad, de conformidad a este espíritu separatista que es un verdadero divorcio establecido entre los principios católicos y su aplicación a las realidades concretas, entre la teoría y la práctica. Especulativamente, no se contradecirá la verdad, pero en la práctica, se instalarán en el dominio concreto de los hechos, como si los principios no existieran; en lugar de pedir a los principios la luz que deben proyectar en la preparación de cualquier acción, se le pondrá una pantalla que impedirá que la luz alumbre, y volverá obscuro todo el camino a seguir; aislarán de la vida real la doctrina católica.
Por su parte, San Pio X, en una carta a Monseñor Bonomelli el 10 de julio de 1912, dijo: Un dolor me agobia, es la espantosa difusión del modernismo, notablemente entre el clero regular y secular. Modernismo teórico en pocos, pero en los demás, modernismo práctico cuyas consecuencias son semejantes: debilitamiento y pérdida total de la fe.
El modernista Albert Houtin dice con un increíble cinismo, respecto a los sacerdotes modernistas que no salían de la Iglesia, sino que más audaces, ejercían su ministerio con ayuda de subterfugios: Ellos ya no predican en el púlpito más que la moral.
Le recordamos al Padre Simoulin la parte final del Itinerario Espiritual de Monseñor Lefebvre:

Guardemos la fe por encima de todo, es por ella que Nuestro Señor ha muerto, a causa de la afirmación de su divinidad, es por ella que han muerto todos los mártires, es por ella que se han santificado los elegidos. Huyamos de los que nos la hacen perder o que la disminuyen. “Oh Timoteo, guarda el depósito evitando las novedades profanas… pelea el buen combate de la fe, arrebata la vida eterna!

R.P. HUGO RUIZ V.- SERMÓN EN LA SOLEMNIDAD DE SAN PIO X

lunes, 8 de septiembre de 2014

NEO-FSSPX: SACERDOTES SÓLO PARA EL ALTAR, NO PARA EL COMBATE DE LA FE



En su último artículo, el Padre Simoulin  nos presenta lo que él considera el verdadero combate de la Fraternidad. Este artículo se basa en el “sueño de Dakar” que tuvo Monseñor Lefebvre en sus tiempos de misionero en ese país. 

Ya Monseñor Fellay, en una entrevista a The Angelus en Abril de 2013, respondiendo a la pregunta de cuál es la relación que hay entre el sueño/visión de Monseñor Lefebvre en la catedral de Dakar y las consagraciones de 1988, responde: Yo no creo que la medida de consagrar obispos esté directamente relacionada con la misma obra (de Monseñor Lefebvre). Es solamente una medida de supervivencia. No es esencial para la obra, la cual es para formar y construir sacerdotes de acuerdo al Corazón de Jesús. Es lo más importante.
Pues el Padre Simoulin retoma este mismo tema y nos dice (extracto, la negrita es nuestra):
Es por eso quisiera invitarlos a despertar estos recuerdos, para que no olvidemos que el alma de nuestra actitud en la Iglesia es una posición de fidelidad, de preservación y de construcción, antes de ser una actitud de resistencia. Una no va sin la otra, por supuesto, pero ya es tiempo, me parece, de poner en orden nuestros espíritus con el fin de recobrar un verdadero espíritu apostólico, en esta bella unidad que hacía y hará nuestra fuerza. Y es, evidentemente, hacia el que nos dio la única referencia defendible que debemos volver: Mons. Lefebvre
Ciertamente, está el Monseñor de las batallas, las del concilio, y aquellas a las que será forzado de 1974 a 1988. Pero sobre todo, está el Monseñor olvidado, el que precedió y animó estas batallas, el Monseñor del “sueño de Dakar”, que encierra y nos revela el corazón de Monseñor, ¡el gran Monseñor de la bella Cruzada! ¿Han olvidado al Monseñor del “sueño de Dakar”? ¿Han olvidado la “Cruzada”?...
Luego, en febrero de 1991, [Mons. Lefebvre] dio sus últimas conferencias las que fueron publicadas y difundidas en nuestra “Carta a los veteranos”. ¿Cuáles fueron los temas? Ni la condenación de los errores modernos, ni el combate contra la nueva misa, ni la crítica de Roma, del papa o de no sé quién más, sino sacerdotalmente: “Algunas observaciones litúrgicas” y “Disposiciones para el apostolado”.
Fiel hasta el final a su « sueño de Dakar », él nos dejó como testamento la fidelidad a nuestros compromisos, el culto litúrgico, el culto del altar, y el espíritu apostólico. El sueño de Monseñor no fue partir de un tajo a los herejes, sino transmitir lo que recibió
Todos tenemos esto entre las manos, todos nosotros sabemos el itinerario que debemos seguir para servir a la Iglesia y permanecer fieles a su Tradición. No lo olvidemos y, si es necesario, volvamos a poner en el centro de nuestro corazón lo que animaba al de nuestro fundador, sin agotarnos y dividirnos en las querellas estériles que no tienen fin
Si debemos exigir algo de nuestros sacerdotes,  no es que cada uno de ellos se ejercite en resolver la crisis de la Iglesia, o que sea un experto en la condena de todos los errores de moda, sino que sea  uno de esos "apóstoles de Jesús y de María" que Mons. Lefebvre quería dar a la Iglesia, un apóstol fiel al espíritu de su cruzada,  un experto de la gracia y de la fe, un experto de la liturgia, de la Misa y de la Eucaristía, ¡un conquistador en busca de las almas a convertir y a salvar!

Mons. Di Noia
Ahora comparemos lo que dicen ambos con la Carta que Monseñor Di Noia envió a los sacerdotes de la Fraternidad el año pasado:
Entonces, ¿qué es lo que se le pide a la Fraternidad en la presente situación? No abandonar el celo de su fundador, Monseñor Lefebvre. ¡Lejos de eso! Más bien se les pide renovar la flama de su celo ardiente para formar sacerdotes de Jesucristo. Sin duda, ha llegado el momento de abandonar la retórica dura y contraproducente que ha surgido en los últimos años.
Ese carisma original confiado a Monseñor Lefebvre debe recuperarse, el carisma de la formación de los sacerdotes en la plenitud de la tradición católica en aras de realizar un apostolado con los fieles que fluya de esta formación sacerdotal…
El auténtico carisma de la Fraternidad es la formación de sacerdotes para el servicio del pueblo de Dios, no la usurpación del cargo de juzgar y corregir la teología o la disciplina de otros dentro de la Iglesia. Su atención debe centrarse en la profunda formación filosófica, teológica, pastoral, espiritual y humana de sus candidatos para que puedan predicar la palabra de Cristo y actuar como instrumentos de la gracia de Dios en el mundo, especialmente a través de la celebración solemne del Santo Sacrificio de la Misa.
Conclusión: El P. Simuolin, Mons. Fellay, Monseñor Di Noia y las congregaciones Ecclesia Dei, concuerdan en que, en la actual crisis de la Iglesia, la prioridad es formar Sacerdotes centrados en la liturgia tradicional, o dicho de otro, modo: lo primero y esencial hoy no es la batalla doctrinal, sino la conservación de la liturgia y la recuperación de una espiritualidad no combativa que supuestamente era la de Mons. Lefebvre.

8 DE SEPTIEMBRE - LA NATIVIDAD DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA




Hoy nace una clara estrella
tan divina y celestial,
que con ser estrella, es tal,
que el mismo sol nace della.
De Ana y de Joaquín oriente
de aquesta estrella divina
sale su luz clara y dina
de ser pura eternamente:
el Alba más clara y bella
no le puede ser igual,
que con ser estrella, es tal,
que el mismo sol nace della.
No le iguala lumbre alguna
de cuantas bordan el cielo,
porque es el humilde suelo
de sus pies la blanca luna:
nace en el suelo tan bella,
y con luz tan celestial;
que con ser estrella, es tal,
que del mismo sol nace della.

Lope de Vega

domingo, 7 de septiembre de 2014

NEO FSSPX: MÁS BRANDING PARA AGRADAR AL MUNDO

¡La Neo FSSPX es simpática! ¡Y hasta ridícula, si quiere, porque es feliz! 
Nuestros sacerdotes pueden hacer cosas locas, ¡no somos monstruos! 
Nuestras religiosas también pueden tocar guitarras y no usar la toca ¡no somos un congelador! 
Nuestras chicas a veces también usan pantalones, ¡no somos dinosaurios! 
Somos la nueva FSSPX: humana, divertida, espontánea, alegre, ¡¡¡normal!!!






Leer artículo completo de Syllabus acá.

sábado, 6 de septiembre de 2014

CONSAGRACIÓN DE LA MISIÓN DE CIUDAD JUÁREZ AL CORAZÓN INMACULADO Y BAUTISMO DE DOS NIÑOS - 31 DE AGOSTO














REZA EL ROSARIO


AMA EL ROSARIO, AMA A MARÍA SANTÍSIMA


COMENTARIO ELEISON Número CCCLXXIII (373).- 06 de septiembre de 2014


Donoso Cortés – I


Uno de los dogmas católicos más importantes es el del pecado original, por el cual todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde el nacimiento [Nota del blog: un Sacerdote de la Resistencia nos sugiere aclarar que la palabra "birth", que significa nacimiento pero también inicio, comienzo, etc.; resulta ambigua, pues es desde la concepción que tenemos el pecado original y no sólo desde el nacimiento.] por nuestra misteriosa solidaridad con Adán, el padre de toda la humanidad, cuando él cayó con Eva en el primero de todos los pecados humanos en el Jardín del Edén. Por supuesto para la mayoría de las personas hoy en día esa Caída es tan sólo un cuento de hadas, o mitología, y es por eso que ellos han construido un Disney World todo alrededor nuestro. En principio, los Católicos creen en el pecado original, pero muchos apenas si lo toman seriamente en la práctica, porque Disney World es tan seductor. Después de todo, no es para nada agradable creer que todos somos pecadores. ¿No estamos todos nadando en un mar meloso de amor, amor, amor?