English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 22 de mayo de 2017

P. DENIS PUGA: CARTA DE APOYO A LOS 7 DECANOS

P. Denis Puga

CARTA DEL P. DENIS PUGA

A los P.P. David Aldalur, Xavier Beauvais, François-Xavier Camper, Bruno France, Thierry Gaudray, Patrick de La Rocque, Thierry Legrand 

París, 7 de mayo de 2017

Muy estimados cofrades y decanos:

Con atención he leído su “Carta de los Decanos” hecha pública el pasado 7 de mayo. Como sacerdote del distrito, quisiera agradecerles sinceramente por esta declaración tan clara y tan fuerte que tendrá como efecto, estoy seguro, tranquilizar a nuestros fieles en cuanto a la certeza de encontrar todavía entre los sacerdotes de nuestra querida Fraternidad San Pío X, la ayuda necesaria para contraer y celebrar su matrimonio en el espíritu de combate llevado a cabo por Mons. Lefebvre, es decir, en un espíritu de fidelidad inquebrantable a la enseñanza de la Iglesia.

La decisión del Papa Francisco, hecha pública por la Comisión Ecclesia Dei el pasado mes de abril, y ya ampliamente comentada en los medios de comunicación, ha causado gran inquietud entre los fieles; ellos temen que les pidamos de hoy en adelante el someterse necesaria y únicamente a la decisión de los obispos locales para poder intercambiar válida y lícitamente un consentimiento matrimonial según el rito tradicional.

La argumentación verdadera, precisa, llena de fe y canónicamente bien apoyada de su carta los tranquilizará y calmará. Ya he recibido testimonios de ello. Es como verdaderos pastores, preocupados por el bien y la protección de las almas que Dios les ha confiado, que ustedes actuaron. En la situación actual, el hecho de hablar alto, fuerte y directo se ha vuelto más necesario que nunca; ustedes lo hicieron, y muchas gracias por eso.

Aprecio particularmente la conclusión de su carta, en la que ustedes subrayan que el primer paso hacia el otorgamiento de una eventual prelatura personal que debe conservarnos tal como somos, consiste paradójicamente en una voluntad de someter los matrimonios de nuestros fieles a unos Ordinarios que no tienen nada que objetar a las enseñanzas nocivas y a las decisiones desastrosas del Papa Francisco sobre la santidad del matrimonio.

Puedo asegurarles que numerosos cofrades del distrito, con quienes he tenido ocasión de entrevistarme, comparten este sentimiento de gratitud. Como me dijo uno de ellos: “es un hermoso texto, claro y reconfortante por ese vigor que pensábamos no volver a escuchar nunca”.

Que el Corazón Inmaculado de María, al cual Mons. Lefebvre consagró la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, sea nuestro socorro. Que Nuestro Señor los guarde y los proteja.

Padre Denis PUGA