English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 12 de mayo de 2017

PURGA (¡OTRA VEZ!) EN LA FSSPX: 7 DECANOS SON REMOVIDOS DE SU CARGO, EL PÁRROCO DE SAN NICOLÁS DE CHARDONNET ES DESTITUIDO


MPI publicó la carta de los 7 decanos del distrito de Francia de la FSSPX, firmada igualmente por los superiores de tres comunidades religiosas amigas presentes en Francia. Estos decanos, sin jamás atacar a sus superiores, aclararon toda ambigüedad sobre los matrimonios celebrados en la FSSPX. En efecto, Mons. Fellay propició la confusión, sin duda sin darse cuenta. Él dirigió agradecimientos “profundos” y sin matices a la Santa Sede por su carta de la comisión Ecclesia Dei que propone una solución para poner fin a la confusión que los fieles pudieran tener en cuanto a la validez de sus matrimonios.
Agradecer sin matices y sin recordar la validez de nuestros matrimonios de ayer, hoy y mañana; precipitarse en las soluciones prácticas propuestas por Roma, sin siquiera analizar los problemas graves subyacentes, fue aceptar implícitamente que una confusión podría existir.
Pero la Casa General permaneció sorda a las reacciones y preguntas de los sacerdotes de la FSSPX, la sede de Distrito de Francia se negó a intervenir, de allí la intervención en último recurso de los siete decanos, para darnos una magnífica defensa de nuestros matrimonios. Si el P. Bouchacourt hubiera tenido el valor de asumir este texto (que los signatarios le dieron a conocer 48 horas antes que a los fieles), el Distrito de Francia sería hoy más fuerte que nunca.
Pero el caos allí es omnipresente, sobre todo desde este miércoles 10 de mayo por la tarde, cuando se publicaron las sanciones contra los signatarios. Le tocó en efecto al P. Bouchacourt, superior de distrito de Francia (¿o más bien conducto de Menzingen?) el ejecutar el trabajo sucio:
“Así que, de acuerdo con Mons. Fellay, he debido tomar difíciles decisiones hacia los cofrades que firmaron el documento incriminado. El P. de la Rocque es relevado de su cargo de “cura” de San Nicolás de Chardonnet y los siete signatarios han sido relevados de su cargo de decano. Mons. Fellay ha nombrado al P. Vassal en reemplazo del P. de la Rocque. En cuanto a los nuevos decanos, serán nombrados el próximo 15 de agosto”.
Por tanto, esta carta dirigida a los fieles es un análisis riguroso sobre el fondo de un problema, el de los matrimonios celebrados en la FSSPX. En ningún momento contiene un ataque contra las autoridades de la FSSPX. El problema es por lo tanto el fondo de este texto, cuya exactitud y rigor ponen mecánicamente en relieve las negaciones y las contradicciones de la posición de la Casa General.
Es también por esta razón que el P. Christian Bouchacourt se niega a considerar los argumentos del texto:
“El modum empleado fue inaceptable, por subversivo, lo que provocó mi negativa de considerar el contenido del documento”.
¿Subversivo? ¿No es el silencio de las autoridades de la FSSPX lo que es gravemente subversivo? Silencio antes, durante y después del Sínodo de la familia; silencio sobre la instauración de un “divorcio católico” durante la reforma de los procedimientos de nulidad de matrimonio; silencio sobre Amoris Laetitia; silencio sobre la rehabilitación de Lutero y el recibimiento solemne de su estatua en el Vaticano, el pasado 13 de octubre. Ese día, también en el Vaticano, “se” negociaba en la sala del lado una eventual prelatura para la FSSPX; “se” quijoteaba incluso con un comunicado beato a este respecto, sin denunciar de ninguna manera ni hacer alusión al terrible escándalo con el cual se ensució este día de aniversario de las apariciones de Fátima.
La subversión viene de esta línea liberal impuesta desde el 2011 por Mons. Fellay, línea que lo ha llevado a todas las negaciones llevando a la FSSPX bajo el yugo de las autoridades conciliares que, por su parte, no han cambiado en nada, ¡es lo menos que podemos decir! Mons. Fellay realiza simplemente lo que él mismo calificó tantas veces de “operación suicidio”.
En Roma se regocijan. Guido Pozzo, Secretario de la Comisión Pontifical Ecclesia Dei acaba de declarar:
"La reconciliación se producirá cuando monseñor Fellay se adhiera formalmente a la declaración doctrinal que la Santa Sede le presentó. Esta es la condición necesaria para proceder después a la regularización institucional con la creación de una prelatura personal. He notado que ya no hay un espíritu polémico sino constructivo y que los diferentes puntos de vista u opiniones que tenemos sobre algunos temas no tienen por qué llevarnos necesariamente a la división, sino a un enriquecimiento mutuo. Me he dado cuenta de que para ellos es importante superar la fractura con la Santa Sede. Para ellos es una prioridad con respecto a otras preocupaciones”.
Esto continúa. El próximo episodio se desarrollará sin duda el domingo próximo en el mismo San Nicolás de Chardonnet, cuando el P. Bouchacourt presentará al nuevo “párroco” en la misa de las 10:30, habiéndosele pedido al P. de la Rocque que abandone el lugar a más tardar el sábado 13 de mayo.
Christian LASSALE